HIJOS REBELDES ACUSANDO SUS PADRES ANTE LA JUSTICIA

HIJOS REBELDES ACUSANDO SUS PADRES ANTE LA JUSTICIA

Este tema trata de la abominación que cometen algunos hijos amparados en leyes, los cuales pueden llevar a tribunales a sus padres que no los criaron con la vara que Dios manda. Y en consecuencia pueden demandarlos, acusarlos de supuestos maltratos y hacer contra ellos toda clase de tropelías muchos de los cuales mienten porque en sus corazones hay rechazo hacia sus padres.

Y no saben que el hijo que hace esto en medio de su rebeldía lo que tiene que hacer es arrepentirse y convertirse para que sea borrada toda esta maldad en su corazón, de lo contrario, ese muchacho o muchacha en lo espiritual, ya ha perdido su vida eterna, primero porque esa ley no le ha permitido perdonar sino atacar, y segundo, porque ha infringido este mandamiento: “Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da.”, Deuteronomio 5:16.

Sin saberlo, porque es obvio que muchos de los que conforman las asambleas o congresos en los países saben mucho de astucia en lo político, pero no conocen lo espiritual que es de Dios, entonces ellos son como ayudadores a que mucha población para la cual gobiernan, sus almas se pierdan y no alcancen salvación eterna. Menos mal que se predica el evangelio a todos, y saben que Jesús vino para borrar nuestros pecados, nuestras rebeliones. Pero esta dádiva es para los que vienen a Cristo y permanecen.

Generalmente, el enfoque principal de cada gobierno es ganarse a su pueblo para quedarse más tiempo en el poder. Pero la vida eterna de sus gobernados no les importa, porque a Dios lo que es de Dios y a César lo que es de César; y somos nosotros los que estamos llevando la palabra de Dios por todas partes y por toda clase de medios a quienes nos toca enseñar estas cosas para que despierten, abran los ojos y oigan lo que el Espíritu Santo les quiere anunciar, porque tiene Dios pensamientos de bien y no de mal hacia las naciones, pero muchas están apartadas de Dios y causan malestar a nuestro Creador con la imposición de leyes inmorales que contradicen abiertamente Su justicia.

Si los gobernantes supieran esto, no solamente correrían a ponerse salvo ellos mismos y su familia, sino que facilitarían el que la obra de Dios de predicación del evangelio fuera la luz más fuerte que ilumine sus naciones. Y donde hay consejo de sabiduría y temor de Dios, esas naciones están bajo el cuidado de Dios y reciben crecimiento y prosperidad. Y nunca enfrentarán guerras porque Dios de los Ejércitos será el que pelee sus batallas sin gastar presupuesto de armamento bélico, ni echar a sus soldados a que mueran en batallas.

LO QUE SE SIEMBRA, ESO SE RECOJE

Si siembran para la carne que es el pecado, recogerán duros golpes de la sociedad toda llena de pesares porque no pueden conducir sus familias en estado de rebeldía, siendo cargas económicas para las naciones, y el Estado en algunos casos ha hecho leyes para enviar a su población al infierno mismo después de la muerte. Y muchos lo ignoran.

“7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: Pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. 8 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; más el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.”

Gálatas 6:7-8

Son los congresos de algunas naciones que han aprobado leyes para que los hijos demanden en un tribunal a sus padres, si éstos legítimamente porque así lo dispone Dios, corrigen a tiempo a sus hijos para obligarles a cumplir los mandamientos y tener generaciones rectas y benditas.

Y por haber sembrado para la carne, ahora recogen también frutos de la carne, o frutos de perdición y corrupción en la sociedad.

LEYES QUITANDO LA AUTORIDAD DE LOS PADRES HACIA LOS HIJOS

Cuando aplican leyes para quitar la autoridad de los padres sobre los hijos, y prohíben la vara o instrumento que Dios recomienda para reprender, entonces los presupuestos de esas naciones no les alcanzarán para ir contra la delincuencia, drogadicción, prostitución, alcoholismo, tráfico de estupefacientes y un sinnúmero de males. Y es porque la palabra de Dios no se puede vulnerar, desechar ni cambiar. Esta tiene vigencia de manera inalterable, por los siglos de los siglos.

Y cuando son los padres que deciden no corregir a sus hijos porque los “aman mucho” resulta que la siega o recolección de frutos serán consultas en profesionales de la medicina, lo será la falta de sueño porque no pueden dormir por andar los muchachos en la calle de fiesta en fiesta en las madrugadas haciendo ¿qué cosas? Porque en santidad no andan porque no les enseñaron los mandamientos de Dios, porque los consideraron en desuso.

DICE DIOS: “Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete”, Apocalipsis 3:19.

Y si el dueño de los cielos y la tierra y toda su plenitud como Padre nuestro, hace todas estas reprensiones sobre nosotros, ¿por qué no lo imitamos? ¿Por qué nos gusta más el pecado y la desobediencia? Sabiendo que todo lo carnal es pecado y todo pecado trae consigo muerte eterna y toda clase de desastres en la vida del individuo ¡Gobernantes de las naciones entiendan esto!

La obediencia a Dios es un mandamiento de extrema importancia. En la obediencia están la vida eterna, el crecimiento económico de las familias, y toda prosperidad están en la obediencia a todos los mandamientos de Dios. ¡Echemos mano de ellos y obedezcamos!

LA INSTRUCCIÓN DE DIOS ACERCA DE LA VARA

Salmos 89:32 Entonces castigaré con vara su rebelión, y con azotes sus iniquidades.

Proverbios 10.13 En los labios del prudente se halla la sabiduría; más la vara es para las espaldas del falto de cordura.

La vara puede estar representada en una correa, porque hay muchas de ésta en el hogar; no usando maltrato sino algo puntual y con autoridad, un par de correazos puede ser, según la edad. Quitarles lo que más les gusta y no quebrantar el tiempo del castigo para que ellos no se acostumbren a manipular a los padres y lograr la suspensión de la corrección antes de tiempo, porque esto no ayuda sino que les dá carácter para manipular y seguir desobedeciendo. Si usted le dice que no verá TV por 1 día, debe cumplirlo. Y que no irá a la fiesta a que le invitaron, hágalo y no suspenda el castigo con esa vara.

“El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; más el que lo ama, desde temprano lo corrige.”

Proverbios 13:24. 

Pero si ya tus hijos crecieron y se levantaron con rebeldías y ya no te obedecen, entonces te toca ORAR MUCHO, convertirte a Cristo y no separarte nunca de Su camino, porque él hará lo que tú ya no puedes hacer.

 Y tomarás esta poderosa promesa como el pan de cada día: “YO Y MI CASA SERVIREMOS AL SEÑOR…, Josué 24:15.

El Señor les bendiga a todos y no hagamos la voluntad de los reyes y gobernantes con las leyes contrarias a Dios, sino seamos celosos en obedecer todos sus mandamientos.

Hna Ada

 

Antes que un hijo demande a un padre o madre debe recordar todo el amor y cuidado que ha recibido.
Antes que un hijo demande a un padre o madre debe recordar todo el amor y cuidado que ha recibido.
Esta linda imagen del pequeño león encontrando el amor en el abrazo de su madre
Esta linda imagen del pequeño león encontrando el amor en el abrazo de su madre.

familia

 

 

 

 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply