LA PRESUNTA DISCRIMINACION A LOS HOMOSEXUALES

LA PRESUNTA DISCRIMINACION A LOS HOMOSEXUALES

0 433

Si Jesús estuviera todavía en carne aquí en la tierra, y tuviéramos todos la dicha de verle, tocarle y seguirle como lo hacían las multitudes de aquel glorioso tiempo; si le hubieran presentado a los homosexuales en algún hecho flagrante y por ello los escribas y fariseos se hubieran preparado con piedras en las manos para lapidarlos tal como lo hicieron con la mujer adúltera, seguramente Jesús les habría dado el mismo trato que le dio a la mujer adúltera cuando le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.

Recordemos que debemos seguir las pisadas de Jesús, siendo misericordioso con los pecadores, porque el no dio su vida por los justos sino por los pecadores. Y además de esto no nos puso para que perdamos las almas sino para que sean salvas por medio de nosotros sus discípulos que hemos quedado en este tiempo cumpliendo las cosas que él nos dejó escritas.  “56 Porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas. Y se fueron a otra aldea.” Lucas 9:56.

Leamos lo que ocurrió con la mujer adúltera:

Juan capítulo 8:

3 Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio, 4 le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio.

5 Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, que dices?

6 Más esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo.

7 Y como insistieran en preguntarle, se enderezo y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella.

8 Inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra.

9 Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio.

10 Enderezándole Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó?

11 Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.

PERO HAY DE AQUEL QUE RECIBE LA INSTRUCCIÓN Y NO LA OBEDECE

Hay de aquellos que leen u oyen que Jesucristo vino a salvar lo que se había perdido, y a pesar de esta dádiva de salvación no vienen a Cristo sino que prefieren seguir atados a la inmundicia del pecado, porque les es más placentero y más deleitoso. Y no saben que están poniendo desde ya los pies en las brasas y llamas ardientes del infierno los que andan en esta actitud.

Esta advertencia hay para los que reciben la palabra y la desechan:

“El que me rechaza, y no recibe mis palabras,
tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.” Juan 12:48

¿Y cuál es la palabra que está guardada  para el día postrero del juicio, hacia los practicantes de un sinnúmero de pecados, incluyendo el de la homosexualidad cuando ejecutan fornicación y además de esto añaden inmundicia, y que no buscaron a Cristo para lavar sus vestiduras?

¡ATENCION!  ¡ATENCION!

Los que cometen estos pecados que menciono a continuación y no han venido a Cristo, también están sujetos a caer en la condenación del lago que arde con fuego y azufre, y es muy importante que aprendamos estos 2 versículos para tener completa la verdad:

“16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.” Juan 3:16.

Han leído que es muy fácil venir a Cristo, y que ya nuestro Señor alcanzó para nosotros todo lo que necesitamos, sólo tenemos que venir a Él y dejarnos guiar por su palabra.

Ahora vayamos al otro versículo que menciona al lago que arde con fuego y azufre:

 

lago de fuego

 

 

“8 Más los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”, Apocalipsis 21:8.

LAS VIAS DE SALVACIÓN ESTABLECIDAS POR LOS HOMBRES SON DOCTRINAS QUE LLEVAN A LA PERDICIÓN DE LAS ALMAS

 

falsos dioses

 

No es por medio de Oshún, ni Yemayá ni otros nombres ¡No! Sino todo lo contrario, pues, los que practican este tipo de religión están incursos en el terrible pecado de HECHICERÍA E IDOLATRÍA.

Sean, pues, cautelosos y apártense de las religiones y vengan sin demora al único Salvador que otorga vida eterna y da vida y vida en abundancia.

Hna Ada

NO COMMENTS

Leave a Reply