CONSECUENCIAS DEL ESPANTOSO RUIDO DE LOS ELEMENTOS ARDIENTES O METEORITOS QUE CAERÁN  EN LA GRAN TRIBULACIÓN

“Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas”.

  • TODA RODILLA SE DOBLARÁ Y TODA LENGUA CONFESARÁ AL SEÑOR.

“Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, y toda lengua confesará a Dios.” Romanos 14:11.

“Porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie? Apocalipsis 6:17.

  • LA GRAN TRIBULACIÓN COMO FUEGO PURIFICADOR Y COMO JABÓN DE LAVADORES

¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida?  ¿Quién podrá mantenerse en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores.” Malaquías 3:2

Por ser el señor como FUEGO PURIFICADOR, Y COMO JABÓN DE LAVADORES con los desobedientes que no atendieron hasta ese momento el llamado de salvación por medio de la gracia, es que escrito está que los que ganan la vida eterna en la gran tribulación, es porque les toca LAVAR SUS ROPAS ESPIRITUALES, EMBLANQUECIÉNDOLAS en la sangre del Cordero.

Así lo expresa Apocalipsis 7:14 “Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, Y HAN LAVADO SUS ROPAS, Y LAS HAN EMBLANQUECIDO EN LA SANGRE DEL CORDERO.”

Han leído, pues, que nadie podrá sostenerse en pie porque será tal el estruendo, el fuego y el calor, que les tocará invocar la ayuda de Dios hincando sus rodillas. Y será un fuego purificador por medio de llamas, porque serán elementos ardientes destructivos según 2 Pedro 3:10. Y Apocalipsis 7:16 lo confirma expresando lo que ocurrirá a esta multitud después que mueran en ese feroz tormento, pero que a pesar del sufrimiento se convierten a Cristo permanecen hasta la muerte. El Cordero de Dios los recibe y los consuela, diciéndoles. Y agrega   “el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno.” (Apocalipsis 7:16). Y como explicamos arriba, no es el sol como tal que cae sobre los hombres sino meteoritos ardientes, parecidos a pedazos del sol.

Con esto confirmamos que el Señor traerá esta terrible retribución para los que no conocieron al Señor, ni quisieron obedecer al evangelio: Viene en llama de fuego

2 Tesalonicenses 1:7-10

“7…cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, 8 en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo, 9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, 10 cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros).

EL SEÑOR NO QUIERE QUE NINGUN ALMA SE PIERDA

“El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”. 2 Pedro 3:9.

Escrito por Hna Ada Luz Camargo de Pineda
Venezuela

 

SI DESEA LEER LA NOTICIA DEL AÑO 2013

LEA TAMBIÉN:

EL FUEGO DE LOS METEORITOS QUE CAERÁ SOBRE LA TIERRA 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply