EXCUSAS PARA NO CONVERTIRTE (II)

EXCUSAS PARA NO CONVERTIRTE (II)

0 335

LOS QUE DICEN: Jesús se llevó al ladrón y le hizo salvo en pocos minutos, apoyándose en esto para contar con una salvación fácil e instantánea, quedándose sin dar frutos.

¡Jamás escojas esta opción! Sino conviértete ahora.

Porque el que sabe que Jesucristo con su sangre derramada nos lava de pecados y desprecia esta gracia, está rechazando a Cristo.

Si usted escoge esta opción para ser salvo como aquel ladrón, deberá tener en cuenta que aquel ladrón no era cristiano, no había conocido jamás a Jesús sino que apenas le conocía crucificado en esa cruz.

Además de lo anterior, estaba padeciendo en una cruz al igual que Cristo, la diferencia era que el ladrón era pecador y Jesús andaba en santidad y era inocente del todo. Y Jesús el Hijo de Dios le hace salvo porque en aquellos momentos de agonía dio estos pequeños frutos y no podía dar más porque el tiempo era demasiado corto:

  • Le reconoció como Salvador en medio del dolor y aflicción que estaba padeciendo en esa cruz, especie de infierno o gran tribulación para un ser humano;
  • Reprendió valerosamente a su compañero ladrón por causa de Cristo al decirle:
  • SE humilló y con esto activó compasión en el Señor al expresar: Señor, acuérdate de mi cuando estés en tu santo reino.

¿Haría usted estas cosas mientras esté crucificado en la gran tribulación o delante del ejército asesino del anticristo con una guillotina en frente suyo?

Si usted cree que puede hacerlo, no caiga en esta torpeza de no convertirse ahora sino para que tenga suficiente tiempo para dar suficientes frutos.

Porque si usted no se convierte ahora, cuando venga Jesucristo en las nubes con sus ángeles para llevarse a su iglesia, para que no vea lo peor de la gran tribulación, y clame desesperado para que Cristo se lo lleve, esto podría decirle el Señor:

“…Hacedores de maldad, no os conozco” y esto porque no quisieron conocer más a fondo a Jesús y su palabra para dar los frutos.

EL QUE LE RECHAZA

Juan 12:48 El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.”

Ada Luz Camargo de Pineda
La palabra de Dios en la Noticia

Octubre del 2014

NO COMMENTS

Leave a Reply