NACIONES FUERTES: ¿ESTÁN LISTAS PARA PELEAR CONTRA LO QUE CAERÁ DEL CIELO?

NACIONES FUERTES: ¿ESTÁN LISTAS PARA PELEAR CONTRA LO QUE CAERÁ DEL CIELO?

¿Podrán pelear contra el sol, los meteoritos y todo lo que caerá desde arriba? ¿Y contra las cosas que ocurrirán abajo en la tierra?

 ¿Qué van a hacer las naciones con sus grandes inventarios de armamento  bélico para repeler la ira venidera de parte de Dios sobre los moradores de la tierra que practican el mal y no se arrepienten?

 ¿Podrán disparar hacia el cielo defensa antiaérea Pechora-2M, Igla-S,  usar complejos S-300VM y los Buk-M2EK, misiles antiaéreos, tanques T-72B1V,lanzacohetes BM-21 Grad y BM-30 Smerch  y todo el arsenal de maldad representado en esas sofisticadas armas, entre otros muchos nombres de armas con las cuales el hombre se prepara para matar a sus hermanos? ¿No es uno de los diez mandamientos: No Matarás?

 Y piensen además el estado de cenizas a lo que fueron reducidas las ciudades de Sodoma y Gomorra donde no compareció nación fuerte alguna con armamento bélico sofisticado y sin embargo Dios las quemó con fuego y las hizo cenizas. Y Dios lo hizo porque es nuestro Creador y no tolera la maldad y las injusticias. Y si en aquel entonces alguna nación hubiera participado para defender con sus armamentos a Sodoma y Gomora, también Dios las hubiera destruido. ¿no está en tu mano tal fuerza y poder, que no hay quien te resista?

Apocalipsis 6:13 da cuenta que las estrellas caerán del cielo sobre la tierra, parecido cuando el árbol de la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Ya otro siervo de Dios escribió que no serán estrellas las que caerán porque son mucho más grandes que la dimensión de la tierra y de ocurrir pulverizarían por completo la tierra, sino que serán meteoritos encendidos que bajarán y quemarán y destruirán todo a su paso. Y si usted se compra un búnker para resguardarse de la ira venidera igual Dios estremecerá los cimientos de la tierra y las rocas caerán sobre ellos.

 ¿En qué momento podrán apagar la ira de Dios con los impíos que no han querido arrepentirse de hacer el mal?

 ¡Respondan!

Así dice Dios:

“7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.
8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.
9 Cómo son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.”

(Isaías 55:7-9)

 Porque las naciones todas están preparadas para las guerras, invirtiendo en grandes presupuestos que incluyen compromisos y aprietos económicos para la adquisición de armamentos de defensa, hipotecando el futuro de sus pueblos con semejantes endeudamientos, mientras que en muchas de las mismas naciones los pobres se mueren de hambre, no hay medicinas que comprar, no hay dotaciones en los hospitales, no hay alimentos, no hay producción de nada, no hay empleos, no hay con qué pagar los sueldos públicos, pero los inventarios de muchas naciones están repletos de armamento bélico para defenderse de las otras naciones y para jactarse de su poderío, comparándose con las grandes potencias de quienes pasan a ser esclavas por causa del endeudamiento. “29 No castigaré esto? Dice Jehová; ¿y de tal gente no se vengará mi alma? 30 Cosa espantosa y fea es hecha en la tierra”. (Jeremías 29:29-30).

 Allí en esto último no termina el asunto, sino que las naciones fuertes antes de dar los préstamos para compras de armamentos, primero miran qué riquezas pueden zaquear de esas naciones débiles en caso de incumplimiento de sus pagos y en éstas ponen la mirada llena de CODICIA aunque las naciones ciegas siempre piensan que les han hecho un gran favor. Sepan esto: Que nadie mira por los hombres sino solamente la misericordia de Dios. Las cuales “son nuevas cada mañana”.

 16 Mejor es lo poco del justo, que las riquezas de muchos pecadores. 17 Porque los brazos de los impíos serán quebrados; Más el que sostiene a los justos es Jehová”.(Salmos 37:16-17).
 NACIONES ENDEUDADAS CON GRANDES SUMAS DE DINERO CONGELADO EN INVENTARIOS DE ARMAMENTOS

 Mientras los pueblos pasan hambre.

Aquellas que están con sus economías quebrantadas, endeudadas, y no tienen leche para sus niños ni medicinas para los enfermos, arrepiéntanse y busquen el rostro de Dios con corazón afligido. Y vengan sin demora al que da las misericordias todos los días y quita nuestro mal.

 “A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.
2 ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.
3 Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma;”.

Isaías 55:1-2)

 HAY UNA SOLA SALIDA QUE NO CONLLEVA ENDEUDAMIENTO NI AFLICCION SOBRE LAS NACIONES

 “12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.” (Dt 28:12).

 ¿Quieres a partir de ahora ser ayudador de otras naciones y además ser prestamista a los pueblos necesitados en vez de ser un esclavo por la deuda? Entra en el temor de Dios y obedece todos los mandamientos.

Y esa apertura del cielo y la lluvia a su tiempo  del versículo anterior, tratan de bendiciones económicas. Y no olvides: Dios es el dueño del oro y la plata y la da a sus hijos.

 ¡Conviértete en uno de sus hijos, por medio de nuestro Señor Jesucristo!

 El Señor, Jesucristo, es quien vendrá de nuevo con poder y gran gloria a hacer los juicios a la humanidad, y no habrá nada que podamos hacer contra esto, sino arrepentirnos y convertirnos.

Los gobiernos hagan lo mismo, pero además, sean responsables con los presupuestos de las naciones y no malgasten el dinero en armamento bélico sino inviertan en la predicación del evangelio y en las obras de Dios aquí en la tierra, para que Dios tome en cuentas estas buenas obras el día del juicio delante del trono blanco,  porque de todo ello Dios les pedirá cuentas aquel día.

 “… porque todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá”. (Lucas 12:48).

 Y los jefes de gobiernos y los que ocupan altos cargos están incursos en esta sentencia. Arrepiéntanse y vuelvan sus rostros a Dios quien es misericordioso para perdonar y tanto nos amó que nos dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda sino que tenga vida eterna.

 La venida de nuestro Señor está cerca.

 Hna Ada Luz Camargo de Pineda

NO COMMENTS

Leave a Reply