DIOS ORDENA A LAS NACIONES: ¡PROMULGUEN LEYES PARA ACTIVAR MIS DIEZMOS!

DIOS ORDENA A LAS NACIONES: ¡PROMULGUEN LEYES PARA ACTIVAR MIS DIEZMOS!

¡No se descuiden porque vienen momentos fuertes para las naciones!

Así dice Dios: “Empiecen sin demoras en dar el diezmo nacional “todas” las naciones de la tierra, comenzando por aquellas naciones que han promulgado leyes de matrimonios entre homosexuales, las que han aprobado leyes autorizando los abortos, eutanasia, y legalización de consumo de drogas y toda perversión para vulnerar mi palabra. Yo les doy un plazo de 90 días contados a partir de la publicación de mi noticia, para que promulguen lo que en mí tiene fuerza de ley y no puede mano de hombre contradecir mi palabra. Porque Yo, soy Fuerte y Temible, Yo haré que retroceda la maldad sobre la tierra. Yo voy con terremotos, inundaciones, sequía, hambre y pestilencia hacia las naciones que vulneran mi palabra. Y las visitaré una y otra vez con el furor de mi ira. Hagan esto, para que no sean consumidas sus naciones. Porque las naciones todas me han robado. Y todas desobedecen mis leyes.

Yo, el Dios fuerte, que hago misericordias a los que se arrepienten del mal y vienen a mí obedeciendo mismandamientos.”

Hermanos todos, “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin”. (Mateo 24:14). Y para todo esto necesitamos el diezmo, para invertir en la predicación del evangelio de salvación. Porque la tierra toda será vaciada, y no quedará raíz ni árbol.

Y cuando hablamos del fin, es que no quedará nada en la tierra, ni los armamentos bélicos que son la gloria de las naciones, ni las grandes obras que son gloria para los hombres, las cuales serán como ruinas, ni las cosas de lujo que amaste, ni casas, ni ídolos que eran adorados. Así dice la palabra de Dios:

“4 Se destruyó, cayó la tierra; enfermó, cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra. 5 Y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno”. (Isaías 24:4-5).

El Señor viene con sus ángeles y aparecerá en las nubes en cualquier día que nadie sabe sino el Padre. Si damos el diezmo no tendremos problemas económicos en el tiempo de tribulación venidera, pero si además estamos convertidos a Cristo, entonces la garantía es aún mayor, porque el Señor nos sacará de este planeta antes que arranquen los juicios sobre la tierra. Y nos llevará al reino de los cielos, especialmente preparado para los hijos que le aman y obedecen todos sus mandamientos. No pienses que te conviene quedarte cuidando las riquezas, porque todo quedará devastado.

LOS ESTADOS PROVEAN BIBLIAS EN LAS ESCUELAS

COLOCANDO COMO MATERIA OBLIGATORIA EL EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR

Para que todos los niños y las familias todas sean salvas.

Por haber quitado la palabra de Dios en las escuelas es que los niños andan en drogas, atados a la sexualidad juvenil, llenos de aflicciones y rebeldías. Y es porque el pecado degenera al ser humano hasta la desesperación. Nada los llena y es porque “apartados de Dios nada podemos hacer, no podemos encontrar vida plena separados de Dios”.

Tomen el 10% de los ingresos brutos y entreguen el diezmo, haciendo como lo hacen en Alemania, que lo debitan de la nómina de empleo, entregándolo en la iglesia a la que cada empleado asiste, y entonces habrá dinero en la casa de Dios para tenerla a la altura no de casas de menesterosos, mientras las nuestras las tenemos bien acomodadas, sino que las casas de Dios sean dignas de entrar y congregarse cómodamente en ellas. Y para que los servidores de Dios puedan asimismo tener acceso a las bendiciones que Dios les promete a ellos por el sólo hecho de ser sus siervos. Pues, un siervo de Dios jamás puede vivir como un harapiento mientras nosotros siendo pecadores estemos en mejores condiciones.

Pero acontece que muchas naciones toman este porcentaje y uno más alto aún, para comprar armamento bélico para la defensa en caso de guerra o adquieren otra clase de bienes perecederos y no saben que el servicio de garantía que nos da el enterar los diezmos, incluye el éxito sobre todo y cualquier riesgo de las naciones. A poner la mirada en las cosas de arriba.

Otros, encarecen el presupuesto de obras públicas, para repartirse un porcentaje entre los participantes que otorgan los contratos para la ejecución de obras y no saben que las riquezas mal habidas se van como agua entre los dedos, pero bueno es recordar que tampoco ningún ladrón entrará al reino de los cielos, sino solamente si acepta a Jesucristo y se convierte. Él es el Cordero inmolado que quita el pecado del mundo.

Y que Dios castiga a las naciones corruptas. Si no fuera así, no le hubiera dado un plazo de 40 días a la ciudad de Nínive anunciándole su destrucción, para que dejaran de hacer el mal, porque su corrupción había llegado a niveles repugnantes.

El que da diezmos, y obedece los mandamientos, no necesita tomar dinero indebido, porque Dios le provee legítimamente todas sus necesidades.

EL DIEZMO TRAE GUARDA DE NUESTROS BIENES

Entonces será el mismo Dios quien reprenda al devorador (el diablo) para que no toque nuestras finanzas. Así lo garantiza Dios:

Malaquías 3:11

11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos.

Noten que Dios dice “y no os destruirá… refiriéndose al diablo”. Y de esto se desprende que el diablo sabe acerca de nuestras transacciones, pues, de otra manera no tendría la información y con ello la potestad para tocar las finanzas del que anda en desobediencia al no entregar el diezmo o anda robando.

¡Satanás, un auditor malvado que trae destrucción!

Un AUDITOR MALVADO Y LADRÓN es Satanás, el cual trae pobreza, ruina y toda clase de aflicción a los que le roban a Dios y cometen otros pecados; mientras que nuestro DIOS TODOPODEROSO, es nuestro GARANTE LLENO DE JUSTICIA que además de abrirnos las ventanas del cielo y nos bendice hasta que sobreabunde, también nos ha dado la dádiva de salvación por medio de su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda sino que tenga vida eterna.

SI ALGUIEN O UNA NACIÓN QUIERE SALIR DE LA POBREZA EN ESTOS TIEMPOS

No tiene otra alternativa sino ponerse al día con Dios, obedeciendo los mandamientos y entregando el diezmo y la ofrenda.

Y obedecer los mandamientos incluye no contradecir a Dios, aprobando leyes de homosexualidad, abortos, eutanasia y legalización de consumo de drogas entre otras, y toda ley contra la moral y las buenas costumbres,  sin olvidar uno de los peores pecados del hombre: LA IDOLATRÍA, haciendo el hombre monumentos para darles honra y adoración a ídolos de personas que vivieron y que ya están muertas. Colocando las estatuas de los muertos, para ser honrados y adorados en los lugares altos, para ir tras ellos en peregrinaciones o procesiones, teniéndoles como sus dioses, por cuyas abominaciones Dios quebranta a las naciones económicamente y de otras muchas maneras.

Así dice la ley de Dios respecto de las abominaciones de hacerle estatuas a los muertos que se presume que están arriba en el cielo, los cuales no oyen, porque lo santos están dormidos, para ser despertados con la voz de trompeta como de arcángel, de parte de nuestro Señor Jesucristo en los días antes del fin. Así que dejen de estar adorando a los muertos, porque no oyen ni hacen nada.

Éxodo capítulo 20:

3 No tendrás dioses ajenos delante de mí.

4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, Fuerte, Celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,

6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

 

 Y si usted tiene duda de esto, trate de responder las preguntas que están a continuación, y mejor  obedezca a Dios para que tenga vida usted y su generación. Y me refiero a la vida eterna.

LOS LEVES JUICIOS DE DIOS

Porque todavía no han visto el furor de su ira.

  1. ¿Por qué han bajado los precios del petróleo teniendo a muchos países petroleros con sus economías con grandes problemas?
  2. ¿Y por qué el fenómeno climático está dañando cada vez más la posibilidad de tener una agricultura bendecida que supla de alimentos a todos los pueblos?
  3. ¿Por qué cree que hay pestes y enfermedades que quitan la paz de las naciones?
  4. ¿Por qué cree que vienen terremotos devastadores, tsunamis, tifones, huracanes, inundaciones y sequías, gran calor y nevadas en otros lugares?
  5. ¿Por qué las naciones reciben PESADAS CARGAS ECONÓMICAS que agravan aún más las que tienen, como lo es hacerse cargo de millones de damnificados, proveerles alimentos, viviendas, ropas y velar por el resto de sus necesidades? Y mientras están con esto, aparecen más aflicciones.
  6. ¿Y por qué cree que los empleados públicos se levantan en huelgas porque no les alcanza lo que ganan poniendo en nerviosismo a sus gobernantes?
  7. ¿Por qué viven endeudadas las naciones?
  8. Y usted empleador o empleado privado ¿Por qué cree que no le alcanza lo que gana y si recibe una buena paga pareciera que la echa en un saco roto?

Reflexione su respuesta, entrando en el temor de Dios, evitando entrar en desacuerdo con Dios, porque lo que para los hombres es sublime, para Dios representa abominación, y además: “36 Más yo os digo que der toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. 37 Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado”. (Mateo 12:36-37).

Obedecer hermanos, y nunca contradecir la palabra de Dios.

Te doy gracias Señor, por usar lo débil y lo menospreciado. Y hágase en mí, conforme a Tu voluntad.

Hna Ada Luz Camargo de Pineda
La palabra de Dios en la Noticia

Lee también:

EL DIEZMO: UNA PUERTA QUE SE ABRE PARA LAS BENDICIONES ECONÓMICAS DE LAS NACIONES

NO COMMENTS

Leave a Reply