NO ES CONTRA EL FENÓMENO DEL NIÑO QUE DEBEMOS PREPARARNOS, SINO...

NO ES CONTRA EL FENÓMENO DEL NIÑO QUE DEBEMOS PREPARARNOS, SINO PARA LA VENIDA DE CRISTO QUIEN NOS SALVARÁ DE LA TRIBULACIÓN VENIDERA

El título del contenido lo dice todo: No es contra el fenómeno climático generado por El Niño que debemos prepararnos para luchar contra éste y vencerlo ¡Nunca le podremos vencer porque es la ira de Dios! Sino convertirnos a Cristo y permanecer en él, porque nos sacará de este planeta antes que los juicios sobre la tierra y sus moradores sean llevados a cabo por parte de nuestro Hacedor; juicios sobre aquellos que no buscaron a nuestro Señor Jesucristo para salvación, para recibir de su gracia, sino que amaron más el pecado.
ASÍ VENDRA NUESTRO SEÑOR A SALVARNOS
29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. 30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del hombre viniendo sobre las nueves del cielo, con poder y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro”.  (Mateo 24:29-31 – biblia RVR 1960).  Este fenómeno se llama EL RAPTO o ARREBATAMIENTO: En que el Señor tomará a todos los que han creído y aman su venida y han permanecido en la fe a pesar de la tribulación venidera. A todo aquel que persevere hasta el fin, éste será salvo

inundaciones-700x350

¡Conviene que vengas a Cristo sin demoras! Sólo Él nos sacará de este planeta que va en destrucción progresiva, nos conducirá hasta el Padre y nos dará vida eterna en el reino, cuyas calles son de oro puro y siendo así ¿cómo será el resto que está guardado para los que buscaron al Señor y se convirtieron?

Y acerca de cuál debe ser nuestra actitud para este tiempo postrero, lo primero debe ser, estar preparados “en paz”. “Mi paz os dejo mi paz os doy”. Confiando en el Señor. Él se ocupará de todo lo que nosotros no podamos controlar en el tiempo venidero.

Y en segundo lugar, respecto de la falta de alimentos, falta de agua y la consecuente tribulación que se ve sobrevenir en el planeta, (no me estoy refiriendo a la gran tribulación la cual no la ha habido jamás en el mundo ni la habrá), sepamos que el Señor dijo respecto de las aflicciones:

33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”.
(Juan 16:33 – RVR 1960).

Y esto quiere decir que aun siendo cristianos que caminamos en Cristo, también nos toca enfrentar dificultades, correspondiéndonos hacer esfuerzos para solucionarlas, confiando en que Él ha vencido. Y por medio de Él nosotros también lo logramos.

En tercer lugar, no tendremos temor de malas noticias, porque esta promesa y otras muchas cobrarán fuerza en este tiempo venidero: “25…y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan. (Salmos 37:25 – RVR 1960).

LOS POBRES Y LA TRIBULACIÓN VENIDERA EN EL TIEMPO DEL FIN

La noticia refiere acerca de la vulnerabilidad de los pobres con el riesgo de bajas en la producción pesquera y en toda fabricación de alimentos como consecuencia del fenómeno de El Niño, lo cual haría disminuir el fruto de su esfuerzo al trabajar, mientras que de otro lado los precios de los alimentos se incrementan con deterioro en la capacidad de los pobres para adquirir estos bienes. Pero sepan que Dios tiene un trato especial con los pobres, aquellos que lo tienen como a su único Dios, le temen y que le claman en su aflicción. Existen estas promesas dadas por nuestro Señor Jesucristo en su sermón del monte.

“3 Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. 6 Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.”
(Mateo 5:3,6).

Amado lector, recuerda andar en la paz del Señor, caminando sobre las promesas de su palabra. Pero mientras oras, también estés atento a los sucesos venideros, porque cada día está mucho más cerca su venida, aunque hay otros eventos que deben cumplirse primero como lo es la apostasía y la identificación del hombre de pecado o anticristo.

También debes recordar que la cercanía de la venida de nuestro Señor, entre un sinnúmero de señales que están en la biblia incluye aquella de los días de Noé, que comparándolos con los días actuales son de gozo de la carne, pecado en todas sus especies, deleite de la vida totalmente apartados del temor de Dios y eventos de distracción de toda índole.

El Señor vendrá y todo ojo humano le verá, entonces llorarán y lamentarán con dolor profundo, porque recordarán en aquel momento, que recibieron advertencias por Whatsaap, y por todos los medios posibles, acerca de lo importante que era convertirse a Cristo quien dio su vida para darnos salvación eterna, pero despreciaron esa dádiva. Ellos se quedarán para la gran tribulación que será tan fuerte que no la ha habido nunca jamás en la tierra ni la habrá. Evite quedarse. Elija irse con Cristo.

EL SEÑOR NO QUIERE QUE NADIE SE PIERDA SINO QUE TODOS SEAN SALVOS VINIENDO AL ARREPENTIMIENTO
Sigue ese consejo:
11 Más tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.
12 Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna…”. (1 Timoteo 6:11-12).

Ada Luz Camargo de Pineda
Editora
La palabra de Dios en la noticia

Te invitamos a enterarte de los detalles de la noticia según CNN:
¿Por qué este es el momento de prepararnos para El Niño?

NO COMMENTS

Leave a Reply