LA CREACION LA HIZO DIOS Y NO ES PRODUCTO DE LA EVOLUCIÓN...

LA CREACION LA HIZO DIOS Y NO ES PRODUCTO DE LA EVOLUCIÓN (1)

0 1021

En el principio, o sea desde millones de años atrás, Dios creó los cielos y la tierra (Gn 1:1), pero la tierra estaba desordenada y vacía (Gn 1:2) y por ello Dios pensó en perfeccionarla. Había tinieblas y había aguas en aquel entonces y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Desde millones de años atrás Dios se movía sobre la faz de las aguas.

The_Genesis_Wave_by_FlameBorn

Isaías 55:8-9 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. 9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.

Isaías 55:10 Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, …

DIOS ES EL PRINCIPIO Y EL FIN

A lo largo de millones de años, el Espíritu de Dios siempre estuvo dominando y controlando lo que creaba.

Apocalipsis 1:8 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

SEPARACION DE LA LUZ Y LAS TINIEBLAS POR PARTE DE DIOS

Tinieblas y aguas era lo que había, mientras el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas; “4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. 5 Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.” (Gn 1:4-5).

Y al hacer Dios la luz, vio que era buena y decidió separar la luz de las tinieblas. Todo lo que Dios ha hecho ha resultado agradable y perfecto.

2 Corintios 4:6 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento.

SEPARACIÓN DE LAS AGUAS POR PARTE DE DIOS

CREACION DE DIOS

 6 Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas.

7 E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así.

8 Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo. (Gn 1:6-8).

9 Y dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así. 10 Y llamó Dios lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares. Y vio Dios que era bueno. (Gn 1:9-10).

Ada Luz Camargo de Pineda

La palabra de Dios en la noticia


 

NO COMMENTS

Leave a Reply