PRESOS POLÍTICOS: REQUISITOS PARA PONER LA VENGANZA EN EL TODOPODEROSO

PRESOS POLÍTICOS: REQUISITOS PARA PONER LA VENGANZA EN EL TODOPODEROSO

Si desean ver que Dios le saque de allí con mano poderosa, deben poner en marcha estos requisitos para que activen la justicia de Dios, siendo lo principal perdonar las ofensas de los enemigos.

  • Recibir a nuestro Señor Jesucristo como su Salvador y con este hecho el preso pasa a ser hijo de Dios. La biblia enseña “12 Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. (Jn 1:12).
  • Los hijos de Dios siguen Su palabra contenida en el evangelio de nuestro Señor y por lo tanto: “35 Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos.” (Lc 6:35).
  • Orar en todo momento con acciones de gracias y alabanzas a Dios a pesar de la prueba por la que atraviesa.
33 Porque Jehová oye a los menesterosos, y no menosprecia a sus prisioneros. (Salmos 70:33).
“13 Luego que clamaron a Jehová en su angustia, los libró de sus aflicciones; 14 Los sacó de las tinieblas y de la sombra de muerte, y rompió sus prisiones.” (Salmos 107:13-14).

Mientras el apóstol Pablo estuvo preso junto a Silas, ellos entonaban himnos de alabanza y Dios produjo un gran terremoto que los puso en libertad. Dios puede hacer cosas inesperadas y poderosas cuando se trata de un hijo o siervo Suyo.

  • Debe renunciar a lo que hacen los hombres comunes que se llenan de odio, ira e impaciencia y deseos de venganza. Y a diferencia de lo anterior obrar en amor. “10 En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: Todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios. (1 Jn 3:10).
LA VENGANZA DE DIOS EN DEFENSA DE SUS HIJOS
“35 Mía es la venganza y la retribución; A su tiempo su pie resbalará, porque el día de su aflicción está cercano, y lo que les está preparado se apresura.
(Dt 32:35).
El preso injustamente privado de su libertad, que ha acatado las normas divinas de amar a su enemigo, Dios le pondrá prontamente fuera, y le galardonará,  y siendo hijo de Dios cumplirá los deseos de su corazón.

LOS JUECES TIENEN DEBERES ANTE DIOS Y SU INCUMPLIMIENTO LOS HARÁ REOS DE LA JUSTICIA DE DIOS.

Que si quebrantan esos juramentos han pecado contra Dios y van a tener juicios, siendo el arrepentimiento y conversión el único consejo para alcanzar misericordia de Dios.

Susana-Barreiros
Jueza Barrientos:  Oramos para que se arrepienta y confiese la verdad. “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”.

 La retención del pecado es una cruel atadura que el pecador podría llevar por años y no le deja en paz hasta que lo confiesa, quedando espiritualmente libre. La retención de un pecado grave puede generar enfermedad en la persona. Dé a conocer la verdad y recuerde además que éste es uno de los 10 mandamientos: “16 No hablarás contra tu prójimo falso testimonio” (Ëx 20:16).

Mandamiento de Dios como Recordatorio a todos los jueces del mundo:
“19 No tuerzas el derecho; no hagas acepción de personas, ni tomes soborno; porque el soborno ciega los ojos de los sabios, y pervierte las palabras de los justos.” (Dt 16:19).

Pero si usted o cualquiera que atraviesa por similar situación busca el rostro de Dios y ora y está dispuesta a seguir la justicia de Dios y nunca la injusticia de los hombres, entonces esta promesa de Dios estará a su favor: “10 No temas; porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.” (Is 41:10).

ORACIÓN PARA SER HECHA POR LOS JUSTOS
“Oh Grande y Todopoderoso Dios que nada es imposible para Tí, te pedimos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que toques el corazón de esta jueza y hable la verdad y quede libre de pecados. Que también sean tocados los corazones de todo el equipo del gobierno venezolano para que sean transformados, para que Tú tengas misericordia de ellos y sean sanados y se conviertan y sean salvos del día de la ira de Dios”. Amén, y amén.

Ada Luz Camargo de Pineda

Editora

Te invitamos a leer:
EL DEBER DE LOS JUECES ANTE DIOS

 

NO COMMENTS

Leave a Reply