ANTE EL POLÉMICO CASO DEL DEFENSOR DEL PUEBLO COLOMBIANO MANDA DIOS A...

ANTE EL POLÉMICO CASO DEL DEFENSOR DEL PUEBLO COLOMBIANO MANDA DIOS A ARREPENTIRSE Y NO PECAR MÁS

0 479

Ante el polémico caso del defensor del pueblo colombiano acusado de acoso sexual y laboral contra sus empleados, dedos acusadores que están sobre él incluyendo a sus compañeros políticos, la sociedad colombiana y la prensa internacional, escribimos a continuación lo que el Señor le dijo a la mujer adúltera cuando fue sorprendida infraganti. Conozca además las instrucciones de Dios con los que tienen tendencia a pecar, llamándoles a que se alejen de toda cosa que les haga caer en pecado.

Pero la conducta del Señor Jesucristo en aquella hora frente a la mujer adúltera fue de misericordia porque él vino a perdonar los pecados del mundo, más nunca fue de complacencia por el pecado cometido. Tras lo cual, después que el Señor instó a las personas a que todo aquel que se sintiera libre de pecado lanzara sobre ella la primera piedra, en virtud de lo cual, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio.

“10 Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó?

11 Ella dijo:

Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.” (Juan 8:10-11).

9

Invitamos al defensor del pueblo y a todo pecador de cualquier índole, a que se arrepientan de sus pecados ante el Señor, se conviertan a Cristo y con ello todos sus pecados son borrados, sabiendo en primer lugar que no debe pecar más.

Igualmente hacemos un llamado a la joven chica que hizo de secretaria privada, a que también se arrepienta y se convierta, porque tampoco perdonó a su agresor. Y para la justicia de Dios esto del perdón es de vida o muerte:

“14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;

15 Más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.” (Mateo 6:14-15).

Y esto significa que el que muere llevando consigo falta de perdón, sus pecados tampoco le serán perdonados, y en consecuencia esa persona pierde su salvación eterna. ¡Pongan atención a esto!

Cuando algunas personas que no están en el amor de Cristo lean esto, podrían explotar diciendo cosas contrarias, pero en la justicia divina las cosas son diferentes: Dios nos dio a su Hijo unigénito para que todo aquel que cree, no se pierda, sino que alcance la vida eterna y en esto está la máxima medida de amor de Dios por el pecador, en perdonar nuestros pecados a los que vienen a Cristo.

Muy distinto se hace en la aplicación de la justicia terrenal en cuya aplicación se cometen una serie de actos que ante los ojos de Dios significan pecados, por causa de la falta de perdón, y en muchos casos hasta motivaciones de venganza participan.

10

En otros casos de aplicación de justicia terrenal, alguien sale ganando por la publicidad que recibe usándola como plataforma para otros fines, que en muchos casos es usada posteriormente para levantar fama que puede rondar la idea de llevar a hacer una película usando el caso como guión y de allí obtener ganancias ilícitas para Dios.

En fin, en la justicia terrenal aparecen cualquier cantidad de prácticas del pecado.

¿Se dan cuentas la diferencia que existe entre la justicia de Dios que solo requiere de arrepentimiento y conversión al Hijo para quedar libre de pecados y con ello alcanzar la vida eterna? mientras que en la justicia terrenal además del escarnio público a que son sometidos los culpables, pueden además sobrevenir demandas por daños y prejuicios, otra actividad más del odio y rechazo entre los semejantes, yendo en contra de los mandamientos de Dios. En una demanda de daños y perjuicios por ejemplo, puede haber pecado de falta de perdón, de codicia por el dinero, de odio y de venganza entre otros tantos. Y nadie que practica estas cosas heredará el reino de los cielos, siendo necesario venir a Cristo para que sus pecados sean borrados y con ello ganar la vida eterna que todos debemos cuidar con esmero.

Esta respuesta dio Jesús a uno de los intérpretes de la ley, quien le preguntó para tentarle:

“36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?
37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.
38 Este es el primero y grande mandamiento.
39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
(Mateo 22:36-39).

CONSEJO PARA LOS ALTOS EJECUTIVOS QUE USAN A BELLAS JÓVENES COMO “SECRETARIAS PRIVADAS”

Siendo que la paga del pecado de adulterio es la muerte eterna en el infierno, es imperante que todos conozcan estas enseñanzas, sabiendo que el mayor interés de Dios es que todos se arrepientan, se conviertan al Hijo y sean salvos. Hay que poner atención a esto que el Señor Jesucristo nos manda a continuación:

11
¿Quiso aumentar su ego exhibiendo a una joven ex miss para tenerla como “secretaria privada? ¿Y por qué no se buscó a otra abogada, incluso mayor que él, que tuviera experiencia para ayudarle en la ejecución de su cargo? Se habría ahorrado este escándalo. Aprendamos que “12 Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte”. (Proverbios 14:12).

“29  Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.
30 Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo su cuerpo sea echado al infierno. (Mateo 5:29-30).

Una vez más, no nos olvidemos que Jesucristo vino a rescatar lo que se había perdido. Vino para que el mundo sea salvo por medio de él. Y tú ¿qué esperas?

Si te interesa conocer de la noticia, puedes visitar el link. Tu oración intercediendo por el arrepentimiento y conversión de ellos a Cristo es mucho mejor.

Ada Luz Camargo de Pineda
La palabra de Dios en la noticia

NO COMMENTS

Leave a Reply