EL PADRE NUESTRO la oración que Dios nos enseñó para dirigirnos a...

EL PADRE NUESTRO la oración que Dios nos enseñó para dirigirnos a Él

0 333

Para evitar oraciones repetitivas como las avemarías que no son oraciones eficaces, el Padre nuestro, según el evangelio en Mateo 6:9-13, nos deja conocer la voluntad de Dios para acercarnos a Él.

Muchas veces oramos insistentemente pidiendo que sea solucionado algún problema, y resulta que Dios lo ha puesto para hacerte bien, para sanarte de algo, porque te quiere usar con testimonios donde él se glorifica.

9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.
10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.
11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.
12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.
31 Y sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a ése oye. (Jn 9:31).
PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN LOS CIELOS, SANTIFICADO SEA TU NOMBRE:

Estamos reconociendo su majestad en los cielos y en todas partes, nuestro deber de santificar y bendecir Su santo nombre. Adorarle y acciones de gracias en todo momento hechas con el corazón. Haciéndolas en espíritu y en verdad.

VENGA A NOSOTROS TU REINO:
Su reino lo trajo nuestro Señor dejándonos sus enseñanzas. Al irse al cielo, el Espíritu Santo ocupa su lugar aquí en la tierra.
“26 Más el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.” (Jn 14:26).

Es pues, el Espíritu Santo la persona de Dios que está en la tierra. Y todos los que siguen la verdad de la palabra de Dios y la obedecen el Espíritu Santo está en esas personas y reina en sus corazones. Entonces se cumple que somos templo del Espíritu Santo.

Otros representantes de Dios en la tierra llevado a cabo de manera religiosa, los tales no son sino falsos profetas que enseñan la mentira, o camino de perdición eterna. Porque el diablo usa la mentira y quienes la usan religiosamente hijos suyos son. Y cada uno trabaja para su reino, el diablo trabaja para llevarse sus hijos al infierno y torturarlos. Pero tú, sigue la verdad, sigue a Jesucristo porque hay vida eterna y galardones en el cielo para los que predican la verdad.

HÁGASE SU VOLUNTAD EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO:

Si queremos hacer Su voluntad debemos obedecer todos sus mandamientos, incluyendo los que Dios dio en las tablas de Moisés.

Los 10 verdaderos mandamientos dados a Moisés son desobedecidos por muchos. Ya saben que desobedecer aunque sea 1 sólo mandamiento les hace beneficiarios del infierno, porque la consecuencia del pecado es muerte eterna. Viniendo a Cristo tus pecados son borrados.

Estos mandamientos son desobedecidos por algunas religiones, especialmente la religión católica: “No tendrás dioses delante de mí. No te harás imagen ni ninguna semejanza de lo que esté en el cielo… No te inclinarás a ellas (a las imágenes) ni las honrarás, porque yo soy Jehová tu Dios, Fuerte, Celoso… (Éxodo 20:3-5).

Los hebreos Sadrac, Mesac y Abed-nego se negaron a adorar y honrar la estatua que mandó a hacer el rey Nabucodonosor. Ellos prefirieron recibir la sentencia de ser echados al horno de fuego del hombre.  Y esto debe ser hecho por muchos creyentes de las religiones que prestan servicios a sus iglesias siendo obligados a hacer cosas desagradables a Dios. Deben desobedecer las enseñanzas religiosas que contrarían el orden de Dios así estén bajo amenazas porque Dios les va a responder para protegerles.

 Vídeo con testimonio donde una joven monja fue torturada por hallar la verdad y negarse a hacer conforme a la religión.

Aquellos jóvenes judíos no se inclinaron ante la estatua de oro del rey, sabían que iban a ser echados al horno de fuego y esto respondieron ellos confiando en el Dios a quien servían:

“17 He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará.” (Daniel 3:17). Estos jóvenes sabían que negándose a hacerlo, Dios les iba a responder y así ocurrió. Ellos fueron echados al horno que fue calentado siete veces más y al entrar en las llamas éstas no les hicieron daño sino que ellos parecían unos ángeles que al ser sacados ni un cabello de ellos pereció. Así responde Dios con los que se niegan a desobedecer los mandamientos pese a la persecución inclusive la muerte.

DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DÍA

Incluye toda clase de provisión: Alimento, techo y cobijo. Dios es proveedor de cosas justas. En ningún momento se refiere al disfrute de los lujos del mundo que el pecado de vanidad los hace exigibles. Porque por comprarte una cartera de marca exageradamente costosa y tener lujos, por esta razón muchos hambrientos en hogares pobres dejan de comer. Y Dios juzgará todas estas cosas.

PERDONA NUESTRAS OFENSAS, COMO TAMBIÉN NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN
Acá ofendemos a Dios al mentirle diciéndole, que nosotros también perdonamos a los que nos ofenden.

Porque no es cierto que muchos perdonamos, sino que seguimos con el rencor adentro. Perdonar es amar a esa persona que te hizo daño o te ofendió. Es hacer oraciones para pedirle a Dios que le bendiga y sane su corazón, es hacerle favores de corazón como si nada hubiere ocurrido. Haciendo esto, esta persona perdonará y  salvará su alma, y  aquella persona que recibe el bien a cambio del mal que hizo, también se arrepiente y salva su alma.

“15 Más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.” (Mateo 6:15).

Entendamos, pues, que quien muere sin perdonar a sus enemigos, tampoco sus pecados le son perdonados y esa alma se pierde en el infierno. ¡Esto hay que predicarlo a todos los religiosos que establecieron otros mecanismos distintos basados en la mentira del diablo! Como los 9 días de rezos a partir que el creyente muere y algunas misas para tener la vida eterna. Es una vulgar mentira diseñada por el diablo. ¡Resistid al diablo y huirá de vosotros!

Mateo 6:12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.

Y también nos cuesta perdonar deudas a personas que no tienen con qué pagarnos lo que nos adeudan.

Lucas 6: 34-35

34 Y si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis?, porque también los pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto.

35 Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos.

Y NO NOS DEJES CAER EN TENTACIÓN, Y LÍBRANOS DEL MAL

Esta parte hay que hacerla con un deseo y convicción muy grandes. Porque el diablo nos acecha a cada momento invitándonos a pecar. Nos tienta sin cansancio. Nuestra mente nos está invitando continuamente a hacer el mal. Y hasta algunas veces las tentaciones vienen disfrazadas con palabras de versículos bíblicos porque el diablo se conoce la biblia.

Si estamos en la Verdad que es Cristo, y conocemos su palabra, ante la invitación a pecar, podemos oponerle con un: Escrito está. Además el Señor nos enseña en el evangelio a orar en todo momento para que no caigáis en tentación.

41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.” (Mateo 26:41).

“36 Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre. (Lc 21:36).   ¡Jesucristo viene pronto! Viene a juzgar a los vivos y a los muertos.

NO COMMENTS

Leave a Reply