DEVASTADA POR FEROZ INCENDIO IGLESIA ORTODOXA SERBIA EN MANHATTAN

DEVASTADA POR FEROZ INCENDIO IGLESIA ORTODOXA SERBIA EN MANHATTAN

0 518

En el antiguo testamento, tocante a las leyes de los sacrificios que se hacían en la antigüedad antes de Cristo, la instrucción era que “13 El fuego arderá continuamente en el altar; no se apagará.” (Lv 6:13).

Muchas congregaciones de iglesias religiosas aún retienen la costumbre no solamente de mantener este fuego encendido, sino que permiten a los creyentes encender velas. El incendio de la iglesia ortodoxa serbia de Manhattan, donde también se celebraba misas, en este día al igual que en todo el mundo, festejaban la pascua del Señor, como tradición.

2

Los primeros indicios de posible causa del incendio están las el encendido de velas según la costumbre religiosa.

Jesús, la Luz del mundo:

“Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo, el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”.   (Jn 8:12).

Puede darse que tratando de buscar la luz por medio de encendido de velas en físico, no hayan visto realmente la luz de Cristo.

Siendo Jesús la Luz del mundo, no es necesario que los creyentes alumbren con luces de velas a sus templos hechos por manos de hombres, pero el templo espiritual que debe haber dentro de cada uno que tiene Cristo, en el cual mora el Espíritu Santo, esa luz maravillosa que sale de él es la que debe aflorar en nuestros ojos, mente y corazón para testificar de la presencia de Jesús en nuestras vidas.

1
Los hechos ocurrieron el domingo 1 de mayo 2016. Nos hacemos sensibles por esta pérdida y sea Dios hablando a sus vidas en medio de este lamentable hecho. (Imagen de la iglesia ardiendo, publicada en Instagram.) 

Damos gracias a Dios porque no hubo víctimas humanas, sólo la edificación que tenía un alto valor por el lugar donde se encuentra sufrió pérdida total. Se quemó el templo, toda la edificación física con su mobiliario, pero la verdadera iglesia de Cristo sigue con vida siendo por Luz.

“16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” (Mt 5:16).

Sean nuestras obras como luz que alumbran a los hombres que aún están en tinieblas. Una luz que no se extingue ni ocasiona incendios materiales. Una luz que sale desde adentro, desde aquellos donde mora la luz de Su Santo Espíritu.

Si desean leer más detalles del incendio de la iglesia:
http://www.elmundo.es/internacional/2016/05/02/57269a6922601d72538b4588.html

http://www.elnuevoherald.com/noticias/estadosunidos/article75083287.html

NO COMMENTS

Leave a Reply