DIOS HABLÓ A LOS COLOMBIANOS Y LAS FARC EN EL INTENTO DE...

DIOS HABLÓ A LOS COLOMBIANOS Y LAS FARC EN EL INTENTO DE LOGRAR LA PAZ EL 2 DE OCTUBRE

0 222
Pacto Social por la Paz

Fue Dios, el cual pone en los hombres el querer como el hacer, El que dejó que los resultados sobre el plebiscito en el cual votaron los habitantes colombianos en el día domingo 2 de octubre, quedara casi en un empate.

Dios ama la paz pero no como los hombres están acostumbrados a lograrla, pues la paz que proviene de Dios nos la da el Espíritu Santo, a los que viven en la fe de Cristo. Por lo tanto pónganse a cuenta primeramente con Dios quien ama a todos en el mundo y luego que hayan logrado esto, vendrá la paz de Dios sobre sus vidas y sobre la vida de los colombianos quienes también deben perdonar el mal que recibieron de sus agresores.

Es decir, antes que los líderes de las FARC se preparen para participar en la política colombiana, deben ser lavados en la preciosa sangre de Cristo. Deben creer en su Salvador, leer su palabra y enamorarse primero del Señor, porque el Señor también los amó primero a ellos en su sacrificio en la cruz. Para que entonces siendo nuevas criaturas nacidas de nuevo en Cristo, sea Dios quien los ponga a gobernar a futuro, partiendo de esta enseñanza de que quien pone y quita reyes o jefes de estado en las naciones es también Dios. ¡Todas las naciones le pertenecen a Dios!

Por otra parte los colombianos que también recibieron daños y agresiones, deben perdonar a las FARC, por cuanto el Señor nos enseña a perdonar a todos incluso a nuestros enemigos.

Así dice la palabra de Dios en el evangelio de Lucas 6: 35.35 Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque Él es benigno para con los ingratos y malos.

Mateo 6:14-15

14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;

15 Más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.”

Pero aquel que tiene HERIDAS y no puede quitar su dolor, nuestro Señor es por excelencia el médico que cura completamente nuestras heridas. Si alguien quiere perdonar, venga al Señor ahora mismo y él borrará todo esto de ti y transformará tu lamento en baile. Te dará vida en abundancia y a la par la vida eterna.

MI PAZ OS DEJO, MI PAZ OS DOY.

YO NO LA DOY COMO LOS HOMBRES LA DAN.

 Oración de fe para que nuestro Señor Jesucristo esté en sus corazones.

9 Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. (Romanos 10:9).

NO COMMENTS

Leave a Reply