NO PROSPERARÁ NINGÚN TRATADO DE PAZ HECHO CONFORME AL EGOISMO Y MALDAD...

NO PROSPERARÁ NINGÚN TRATADO DE PAZ HECHO CONFORME AL EGOISMO Y MALDAD DEL HOMBRE

0 115

La naturaleza egoísta del ser humano no le permite lograr ningún acuerdo de paz que se celebre en  un lugar cualquiera del planeta. Ningún tratado de paz será próspero y seguro, si no viene acompañado del arrepentimiento sincero de los grupos alzados y del resto de políticos, para que haya una manifestación renovadora y todos comiencen a hablar de una misma cosa: De la paz de Cristo. Sólo el Espíritu Santo puede transformar su vidas desde dentro hacia afuera de manera creciente y progresiva.

El arrepentimiento del mal que hicieron, debe ser con corazón contrito y humillado. No puede ser un arrepentimiento fingido y manipulador para lograr el apoyo y los votos del pueblo, porque esto es práctica de la mentira y el engaño para llegarse hasta el poder y al dinero de la nación, estando llenos de Codicia y sedientos de reconocimiento público, mientras que el nombre de Dios jamás lo pronuncian porque sienten vergüenza. Y por causa de esto Dios abandona a muchos.

¿Cuándo será que los mandatarios y líderes de naciones entenderán que para que sus gobiernos tengan éxito deben obedecer la justicia de Dios?

La mayoría llenos de Soberbia. ¿Hicieron ellos la tierra que gobiernan, y los habitantes que hay en ellos, y los recursos de que quedó preñada la tierra los cuales explotan para tener ingresos?

¿Puede alguno de ellos sacar el sol diariamente para que dé luz, o producir el aire, el viento y el oxígeno que nos da Dios? Tan solo con mencionar unas pocas de una infinidad de bendiciones y beneficios que recibimos gratuitamente de él, son suficientes para que siempre glorifiquemos Su santo nombre.

Y por caminar apartados de Dios, por ello también Dios se aparta de ellos y no les puede librar del lazo que se echan por sus malas obras, a no ser que se arrepientan y se parten de sus malas obras y malos caminos.

Estando  muchos en el poder por largos años enseñoreándose de las naciones, logran desfalcar a sus países y para que el pueblo con hambre y padecimiento de otras necesidades no lo note, les aprueban leyes sexuales inmundas, despenalizando así mismo el consumo de ciertas drogas, para que se entretengan mientras están muertos en pecado.

¿Es agradable a Dios esta manera torpe de gobernar muchos mandatarios en el mundo? ¿No es aborrecible lo que muchos hacen?

Ningún acuerdo entre los hombres puede lograr paz porque esta no puede lograrse en quienes todavía no tienen el fruto de la paz del Espíritu Santo quien actúa y nos lleva a hacerlo correctamente al estar llevando una vida de obediencia a Dios.

Es el Espíritu Santo quien transforma la mente y el corazón de los que buscan a Cristo y se arrepienten y hacen a partir de entonces la voluntad de Dios.

26 Más el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.” (Juan 14:26-27).

 Y para que el Espíritu Santo les recuerde las cosas contentivas de la voluntad de Dios, ellos deben leer la palabra de Dios contenida en la biblia, para que la obedezcan y den los buenos frutos al ponerlas por obra. Entonces conocerán la verdad y serán libres: Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.” (Juan 3:17).

¡No existe otro camino para hallar la paz! Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida.

Y si uno de los lemas de los grupos revolucionarios es aplicar la justicia de los hombres y hacerlo mejor que los políticos tradicionales, he aquí la verdadera justicia que debe aplicar todo hombre en la tierra y tiene  un solo nombre: “AMOR por sus semejantes”; Amar a todos incluyendo a nuestros enemigos.

Tocará a la iglesia de Cristo volcarse hasta los campamentos de los pueblos adonde vayan a vivir las Farc después del acuerdo de paz,

para llevarles el mensaje de buenas nuevas de Cristo, para que vivan sus almas y tengan el perdón, sanidad y salvación en Cristo. Y entonces serán libres y amados por todos.

Oremos para que las Farc se conviertan y de ellos salgan grandes pastores y evangelistas  llenos del Espíritu Santo, que rescaten de entre ellos mismos todo lo que se ha perdido durante decenas de años de andar en tinieblas habiendo estado apartados de su Hacedor. Amén.

Te invitamos a leer: LA PREEMINENCIA DEL AMOR.

NO COMMENTS

Leave a Reply