¿QUÉ LE ESTÁS PIDIENDO A DIOS PARA EL VENIDERO AÑO 2017?

¿QUÉ LE ESTÁS PIDIENDO A DIOS PARA EL VENIDERO AÑO 2017?

Quizás le pediste a Dios:  un carro. Una casa. Un apartamento en la playa para reunirte con tus amigos. Un nuevo empleo. Un negocio nuevo porque el anterior cerró. Un viaje a otro país. Que te salga el divorcio. Salud. Dinero. Amor. El hombre o la mujer de tu vida. Larga vida. Incontables vanidades.

3 Pedís y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. (Stgo 4:3).

El hombre no hace otra cosa que pedir cosas erradas. Unos se las piden directamente a Dios. Otros se las piden a otros dioses ajenos que las tradiciones religiosas manejan y estos no pueden darte nada sino pesares, cargas y cadenas.

No han entendido que existe un orden para entrar en el disfrute de las anteriores cosas y muchas más que tú no imaginaste que podrías tener, cuando ya estés caminando en lo espiritual que es tocante a la obediencia a Dios. Dios tiene mucho más para darte y no te estoy escribiendo del evangelio de prosperidad, el cual aborrezco.

¿Dónde está esta oferta de Dios?  A continuación está:

33 Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. (Mateo 6:33).

Porque si pedimos cosas materiales y todavía no estamos bien entrados en la palabra del evangelio practicando las cosas que nos dejó Cristo en su palabra, ¿crees que Dios te va a dar una avioneta que todavía no sabes pilotear, para que mueras por los frutos de la carne y que al morir sin Cristo en tu vida, entonces heredes la muerte eterna en el infierno de fuego?

Dios tiene un orden para cada cosa. Sus pensamientos son más altos que los nuestros, conoce en profundidad la vanidad del hombre porque él lo creó. Dios tiene pensamientos de bien y no de mal para darnos lo que necesitamos hasta la medida de nuestro nivel espiritual, para que no perezcamos.

36 Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?  37 O qué recompensa dará el hombre por su alma? (Marcos 8:36-37).

¿Quieres dejar el amor y codicia por todo lo material del mundo y venir a Cristo para ser verdaderamente rico?

¿HAS VISTO ESTAS OFERTAS DE DIOS PARA ADQUIRIR COSAS SUBLIMES?

Resultado de imagen para imagen de una biblia

¿Y por qué no le pedimos a Dios estos artículos espirituales que no necesitan financiamiento ni endeudamiento, los cuales el aconseja que adquiramos para hacernos de una buena fe?

18 Por lo tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. (Ap 3:18).

Y es porque este fuego y vestidura blanca de que habla el versículo anterior, se compran en medio de escasez. Cuando las cosas del mundo no funcionan y nuestra fe y amor a Dios crecen en medio de la estrechez, cuando somos examinados y encontrados fieles a Dios, cuando lo material no aparece para socorrernos y permanecemos en la fe, entonces ya eres un hijo de Dios calificado para recibir el resto sin que pierdas tu vida eterna.

Si lo haces así, vas a tener los tesoros escondidos que Dios tiene para los hijos que le aman, y estos beneficiarios son los que están viniendo al Padre a través de Cristo y han pasado por “el fuego de las pruebas” de quedarse sin nada o muy poco y a pesar de esto no renunciar a Dios.

Resultado de imagen para imagen de alguien leyendo la biblia

No pidas cosas materiales para este año 2017.

Pide que el Señor aumente tu fe y te use conforme a sus propósitos. Cosas no perecederas, sabiduría en abundancia para ser siervos de Dios y sorprender a muchos guiándoles en sus oscuridades. Para que todos te busquen y quieran oírte y seguirte porque hablas un lenguaje liberador que nunca habían escuchado. Estas y más cosas tiene Dios para darte en el año 2017.

Vuelve a hacer de nuevo tu lista de pedidos. Y hazla correctamente. Entonces él oirá tu oración y comenzará a diseñar un hermoso plan en torno a ti.

Bendecido nuevo año 2017 y acuérdate que la venida de Cristo cada vez está mas cerca, por lo cual debemos permanecer en amor en sus promesas, esperándole para recibir de él el galardón por haberle amado y permanecido en su fe pese a los quebrantos de la vida.

 

NO COMMENTS

Leave a Reply