TRUMP Y SU ALIANZA CON LOS GRANDES Y RICOS EN SU...

TRUMP Y SU ALIANZA CON LOS GRANDES Y RICOS EN SU GOBIERNO

Ante los nuevos nombramientos que ha hecho el recién electo presidente Donald Trump para que le acompañen en su gobierno, llama la atención que está colocando a grandes millonarios exitosos, según él. Quizás para garantizar el crecimiento económico de la nación.

Todos olvidan que es Dios quien da las riquezas a una nación y también el que las quita. Siendo así, deberían desde ahora alinearse con Dios apartándose del amor a sus riquezas. Si no hacen esto, no podrán gobernar bien y la espada reluciente de Dios estará lista para alinearlos a todos, por lo cual, la iglesia de Cristo debe orar y ser vigilante en lo que van a empezar a ver.

Se nota que no saben que hay enemistad entre Dios y las riquezas, porque el hombre que codicia más a las riquezas, siempre se  inclinará a favor de éstas y dejará a Dios.

Chávez odiaba a los ricos y supuestamente amaba a los pobres, pero dejó igualmente a Dios y se fue finalmente con los brujos; Trump, odia a los extranjeros y esto es sinónimo que no le gustan los pobres; también dejará a Dios y se alineará con los poderosos, que tampoco amarán a Dios porque sus dioses son el dinero. Idolatría por todas partes.

La justicia de Dios y los pobres:

Bienaventurado el que piensa en el pobre; En el día malo lo librará Jehová.   2 Jehová lo guardará, y le dará vida; será bienaventurado en la tierra, y no lo entregará a la voluntad de sus enemigos.   

3 Jehová lo sustentará sobre el lecho del dolor; mullirá toda su cama en su enfermedad. (Salmos 41:1-3).

La justicia de Dios y los ricos:

Dios ama a todos, incluyendo a los ricos y poderosos, pero detesta la altivez y la soberbia de muchos.

     10  Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe,  y fueron traspasados de muchos dolores.  (1 Timoteo 6:10).

El que ama el dinero y las riquezas con todas sus fuerzas, es otro cautivo. Sabe el diablo  “que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios” (Mt 19:24), por lo cual la entrega de riquezas y posesiones andando apartados de Dios, es signo que su dios es el príncipe de este mundo, el cual se lleva las almas para el fuego eterno, en cambio Jesucristo vino a salvar y llevarse las almas para el maravilloso reino de los cielos.

Resultado de imagen para imagen de chavez

Chávez cometió pecado de idolatría practicando brujería.

Trump también anda en pecado de idolatría amando el dinero por encima de sus deberes como presidente. 

Si no fuera así, Trump buscaría para su gabinete gente con experiencia, verdaderos servidores públicos como Dios manda, porque no podemos servir a dos señores, porque o amará el uno y menospreciará el otro.

¿Cómo hacer para que entiendan que en los postreros días los ricos llorarán y tendrán hambre?

25 ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados! Porque tendréis hambre. (Lc 6:25), y no solamente hambre, sino que el terror del sufrimiento de la época de la gran tribulación que está por venir, les hará meterse debajo de las cuevas. 

  15 Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; 16 Y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero. (Ap 6:15-16).

Cómo hacer que aprendan que Jesucristo viene pronto; que  los ricos que aman más al dinero que a Dios y todos los que han rechazado a Cristo, van a pasar por un proceso terrible dentro de una época llamada la gran tribulación que está por venir.

No será sino cuando nuestro Señor aparezca en las nubes con sus ángeles para evacuarnos de este planeta, sacándonos antes que arranque la ira de Dios sobre los moradores de la tierra que son desobedientes y sean dejados atrás, entonces entenderán que lo que estuvo escrito en la biblia se cumplió delante de sus propios ojos.

Pero tú, ven a Cristo. Su venida está demasiado cerca. Debemos prepararnos aceptándole como nuestro único Salvador y permanecer en la fe, hasta que él venga. Cualquiera que venga a él, nunca jamás Jesús le rechaza.

 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply