¿QUÉ ESTÁS BUSCANDO CUANDO ASISTES A LA IGLESIA?

¿QUÉ ESTÁS BUSCANDO CUANDO ASISTES A LA IGLESIA?

0 59
¿Qué buscas cuando vas a la iglesia los domingos o cualquier otro día?

¿Vas expectante de oír qué voz melodiosa cantará en la alabanza ese día en el altar de Dios o qué temas  preparó la banda musical para ese día, mientras las luces de múltiples colores titilan para agradar a los ojos?

Resultado de imagen para imagen de luces para iglesias o teatros

O simplemente vas para tener la sorpresa si prepararon obras de teatro, danzas extrañas, música rara y danzas anormales?

 ¿Es esto adoración a Dios?

Jesús solía adorar al Padre en el monte de los Olivos y sus discípulos también le seguían. (Lc 22:39). Pero muchos decoradores de iglesias eligen lo que más se parece al mundo. Y ya sabemos lo que Dios piensa acerca del mundo: “4 !Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios”. (Stg 4:4).

 Quizás tú llevas ya varias iglesias buscando cuál de ellas se acomoda al modelo de exigencia tuyo para llegar a Cristo y todavía no la encuentras, ignorando que Su Santo Espíritu no mora donde hay esos excesos de decoraciones y luces centelleantes junto a bandas musicales al estilo secular, menos aún si ya eligieron como ídolo al cantante de la suave y deleitosa voz.

Dios quiere que le adores cuando pasas por el desierto con o sin música de fondo placentera; Dios quiere tu adoración cuando estés en crisis, cuando pareciera que mañana no hay nada que comer porque no hay ingreso fijo en tu hogar. Dios quiere tu adoración genuina cuando dependes de él cada hora que está por venir sabiendo “de dónde vendrá tu socorro”. Esa clase de adoración que sale de tu boca y es real en tu corazón, son de olor fragante para Él.
       23 Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. (Jn 4:23).

Mas vienen tiempos en los cuales ya estamos, en los cuales necesitamos adorar a Dios en espíritu y en verdad, así estemos pasando por cualquier crisis en este mundo que cada vez se vuelve más peligroso, complicado y vacío, donde aumenta cada día la maldad y el desenfreno sexual y nos asombramos de las noticias que vemos. Es tiempo de prepararnos para adorar en espíritu y en verdad pese a cualquier circunstancia que estemos atravesando.

Bienaventurados los que para el instante en que Cristo nos tome desde la tierra y nos lleve en el arrebatamiento, nos encuentre adorándole en espíritu y en verdad. Si, amén.

 

 

 

 

 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply