LOS SOBREPRECIOS Y SOBORNOS EN LAS CONTRATACIONES PÚBLICAS

LOS SOBREPRECIOS Y SOBORNOS EN LAS CONTRATACIONES PÚBLICAS

Últimamente se han destapado numerosas situaciones de corrupción con empresas contratistas privadas que contratan obras con los estados. Muchas cosas han salido a la luz pública para vergüenza de ellos.

17 Porque nada hay oculto, que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de ser conocido, y de salir a luz. (Lc 8:17).

¿Habremos de contentarnos y desearles mal por lo que les está pasando a ciertos grupos de contratistas y a otras muchas empresas que están siendo denunciadas por sobreprecios en los contratos y pagos de sobornos? De ninguna manera podemos desearles mal porque ya están bajo la justicia de Dios, antes bien, veamos esas consecuencias como ejemplo para que los que también practican estas cosas para conseguir grandes contratos en sus carreras por hacerse ricos y poderosos, conozcan que no hay nada oculto para Dios, el cual tiene su tiempo para actuar, sacando a la luz lo que el hombre de manera astuta pretende esconder.

10 Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados con muchos dolores.  (1 Tim 6:10). Aunque el mundo no tenga conocimiento de estas cosas hay que anunciárselas, sabiendo, que la palabra penetra y hace su efecto en quien la lee o la escucha. Por causa del NO conocimiento de la palabra de Dios, es que los pueblos perecen.

No nos toca juzgarles, sino mirarles con misericordia ahora que les ha tocado este juicio de Dios y orar por ellos para que haya arrepentimiento y conversión, donde todos estos infractores vengan al trono de la gracia en Cristo Jesús. Porque no vino el Señor a condenar, sino para que el mundo pecador sea salvo por medio de él. La venida de Cristo está cercana y todos debemos venir al arrepentimiento.

Si desea leer:  Odebretch: El escándalo de sobornos más grande de latinoamérica
También puede interesarte:   El lío de las constructoras brasileñas en Venezuela: Tormenta en el astillero

 

NO COMMENTS

Leave a Reply