LA IRRESPONSABILIDAD DE LOS PADRES AL APOYAR A SUS HIJOS MENORES EN...

LA IRRESPONSABILIDAD DE LOS PADRES AL APOYAR A SUS HIJOS MENORES EN LA TRANSICIÓN DE CAMBIO DE GÉNERO

El que los niños decidan ahora qué género escoger, si varón o hembra, contrariando el orden divino porque Dios hizo solamente hembra o varón, como padre de familia, usted que es adulto y le ha dado Dios poder, inteligencia y dominio propio, es responsable que el alma de sus hijos sea salva o vaya a perdición eterna.

Si todavía usted no sabe por qué razón es que los fornicarios y homosexuales y los que se echan con varones (y hembras), incluyendo las nuevas tendencias como lo son los transgéneros no heredan el reino de los cielos, lea con detenimiento los versículos siguientes, reteniendo que al habernos hecho Dios a su imagen y semejanza, nos dijo: “Sed santos porque yo soy santo”. Es decir, nadie puede disponer de su cuerpo si no conforme a la justicia establecida por Dios. Lea a continuación a quien pertenecemos y entonces entenderá.

 19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? (1 Co 6:19).
16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?    17 Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es. (1 Co 3:16-17).

El que los padres de niños no estén pendientes de las tendencias equivocadas de cambio de género de sus niños como lo es el mal ejemplo de que las hembras desde pequeñas usen pantalones y camisas de varones y cabellos cortos como los hombres y les gusten juguetes y juegos varoniles, (LEA ESTE ENLACE),  estas cosas no deben permitirlas los padres y deben ser diligentes en ayudar a cambiar esta actitud en el niño desde que noten los síntomas, de lo contrario, si asume que el niño tiene derecho de elegir su sexo, de una buena vez le escribo que usted como padre está en desobediencia ante Dios. (Dt 6:5-9).

Si te interesa puedes leer AQUI los mandamientos de Dios a los padres de familia respecto de sus hijos.

Hay consecuencias cuando no criamos a nuestros hijos conforme al orden de Dios, porque corremos el grave riesgo que resulten en sus vidas adultas con cualquiera de estas conductas o malas obras, que hacen que pierdan la vida eterna, si no se arrepienten y se convierten antes de morir.

¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, (Así como todos los que pecan con pecados similares)
10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. (1 Co 6:9-10).

Resultado de imagen para imagen del infierno

¿Tienen los niños potestad sobre sus cuerpos como para que decidan negar la naturaleza del género que Dios le dió al nacer?

Ni los niños ni los adultos son dueños de sus cuerpos, pues, todo cuerpo pertenece al Espíritu Santo. (1 Co 6:19) y si usted destruye el templo del Espíritu Santo que debe estar dentro de usted, Dios destruirá su alma en el infierno. ” 17 Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.” (1 Co 3:17).

Cristo la salvación:

Pero también queremos recordar que nada es imposible para Dios si los pecadores vienen con un corazón arrepentido y se convierten, porque esto es lo que Dios espera de todo pecador, sabiendo, que todos hemos pecado, y por tal razón por causa del amor de Dios puesto sobre los hombres del mundo, nos ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Jesucristo, no se pierda su alma sino que tenga vida eterna. (Jn 3;16).

Al venir a Cristo, somos lavados, justificados y santificados ” 23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. (1 Ts 5:23).

La venida de Cristo está muy cerca y todos debemos estar preparados para ese momento que ocurrirá cuando menos lo pensemos. ¡Arrepentíos y convertíos!  Orad y velad, porque no quiere Dios que ninguna alma se pierda sino que todos vengan al arrepentimiento y conversión a Cristo.

 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply