ANUNCIO DE DIOS SOBRE UN FUERTE TERREMOTO CON INUNDACIÓN DE TSUNAMI SOBRE...

ANUNCIO DE DIOS SOBRE UN FUERTE TERREMOTO CON INUNDACIÓN DE TSUNAMI SOBRE ZULIA, FALCÓN Y COSTAS DE VENEZUELA

El pastor y profeta venezolano conocido por el nombre de Bonny, estando en trabajos del Señor entre Ecuador y Perú,  se le apareció  el Señor en visión en sueños, con voz estremecedora y en medio de luz, para enviar mensajes a los  venezolanos, a los moradores del Estado Zulia a CABIMAS, CIUDAD OJEDA, COSTAS DEL ESTADO FALCÓN, TUCACAS, CARACAS Y OTROS ESTADOS COSTEROS DE VENEZUELA, para que almacenen comida y medicinas de primeros auxilios, al tiempo que utilicen las iglesias del Señor como CENTROS DE ACOPIO para socorrer dentro de estos locales a los damnificados que van a quedar, después de las destrucciones devastadoras que incluirán fuertes inundaciones con el desplome de edificios a causa del fuerte temblor de tierra. Estas cosas se las habló Dios al pastor y profeta.

El llamado es a que los pastores siervos de Dios se preparen no solamente en oraciones a Dios, sino para que se constituyan sus iglesias en centros de acopio de medicinas y alimentos, albergando al mismo tiempo a los hambrientos y sedientos.

Pero en el momento de la redacción de este comunicado, yo oré al Señor y le pregunté: ¿Cómo, señor? Si muchos de tus pastores en Venezuela están pasando también por los quebrantos de la escasez.

Y el Señor me reveló que desde allí desde sus iglesias, saldrán convertidos a Cristo, que allí, esos hambrientos y sedientos recibirán un alimento y una medicina que los haga saltar para vida eterna. Y terminé yo también quebrantada y sollozando por esta nueva revelación que acababa de agregar el Señor, porque no le interesa al Señor la muerte del cuerpo que nos dá, sino la salvación eterna del alma que está en cada uno de nosotros, para que el día de la resurrección, resuciten para vida eterna con cuerpos nuevos y glorificados.

¿Por qué el Señor manda estas cosas en este tiempo?

A causa de la idolatría que se materializa al tener otros ídolos poniendo su fe en éstos, actos que ante los ojos de Dios significan abominación; y además el pecado sexual en las naciones, por todos los pecados de la humanidad, Dios anda castigando a las naciones para que se arrepientan.

Muchos creen que es la madre naturaleza haciendo estragos, pero esto no es así, es Dios quien hace estas cosas para llamar al arrepentimiento y conversión.  Escrito está:

6 Para que se sepa desde el nacimiento del sol,  y hasta donde se pone, que no hay más que yo; Yo Jehová, y ninguno más que yo.

7 Que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto.” (Isaías 45:6-7).

¿Son acaso casualidad las inundaciones a causa del huracán Irma con todos los destrozos hechos en diferentes lugares?

¿Es eventualidad lo ocurrido en Méjico con el terremoto que ha consternado a muchas naciones?

¿Y qué de lo ocurrido en la isla de Barbuda y otros lugares incluyendo a Puerto Rico? Todo esto es para reflexionar y preguntarse por qué Dios está haciendo esto.

Hay que arrepentirse y convertirse a Cristo. No existe otra barca de salvación sino él. Su venida está demasiado cerca.

 

 

 

 

 

 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply