¿TE TRAEN PÁNICO LAS AMENAZAS DE COREA DEL NORTE HACIA ESTADOS UNIDOS...

¿TE TRAEN PÁNICO LAS AMENAZAS DE COREA DEL NORTE HACIA ESTADOS UNIDOS Y LA DE TRUMP DE DESTRUIR A COREA?

Si ya estás en el camino de Cristo, no debes tener pánico ante estas amenazas de guerras peligrosas, pero sí debes reaccionar en crecer en el camino de Cristo orando y velando, uniéndote a los hermanos de la iglesia para que todos oremos y velemos guardando la palabra del Señor,  promesas que vamos a necesitar demasiado, para convivir con el mal que se suscitará en el planeta, del cual nuestro Señor nos sacará salvos.

Debes saber que el Señor Jesús dejó esta escritura acerca del tiempo del fin cuyo comienzo está cerca.

6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.

7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres y terremotos en diferentes lugares.

8 y todo esto será principio de dolores. (Mateo 24:6-8).

Si la palabra  se refiere a que apenas estas amenazas de guerras internas en algunos países y luego más adelante guerras más destructivas a nivel global, ¿Cómo será cuando el dolor de parto esté en su peor momento de angustia?  Señores: Sin seguir la fe de Cristo, no podrán soportar lo que vendrá.

Debe acontecer que allí en medio de aquellas tribulaciones, nunca debemos declinar en la fe sobre el amor de Cristo en nosotros y menos aún en aquellas horas del aumento de los dolores, “No debemos enfriarnos en el amor de Cristo aunque el aumento del mal  parezca que está en victoria” porque escrito está:

  “35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación o angustia, o persecución o hambre o desnudez, o peligro o espada? (Ro 8:35).

Amados lectores, cuando la situación en la tierra esté en el peor momento de los dolores de parto a un nivel inaguantable parecido al dolor desesperante de cualquier parturienta cuando ya está a punto de dar a luz. No serán solo las guerras, sino TERREMOTOS, inundaciones y “TSUNAMIS voraces con olas destructivas que traerán bramidos del mar” (Lc 21:25-26). Cuando esto ocurra ya no podremos vivir en el planeta, porque será como un caos por todas partes, ante cuyos eventos que estaremos viviendo, tendremos que tener mucha fe y permanecer en el Señor, sabiendo que lo mejor está por venir.

 28 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.  (Lucas 21:28).

En tanto que desde ahora, debe ser un tiempo para fortalecernos en la fe unos a los otros los hermanos, para que no decaigamos.

Cuando veamos estas cosas, lejos de entrar en pánico, más bien confiemos en el Señor que deberá aparecerse en las nubes en cualquier momento, acompañado de sus ángeles, con voz de mando y voz de trompeta después de la tribulación de aquellos días, en momentos de desesperación, parecido al aumento de las contracciones de la mujer encinta.

Habrá que vencer, por la fe en el Señor a partir de ahora y siempre.

12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. (Ap 3:12).

Si te interesa leer la noticia del rumor de guerra: TRUMP AMENAZA CON DESTRUIR COREA DEL NORTE

Dios te bendiga y aumente la fe de todos, porque debemos saber que el comienzo de los dolores de parto debe incluir el que se enfrenten nación contra nación y reino contra reino, como está en los versículos de arriba. Son tiempos de oración y clamor a Dios, arrepintiéndonos de nuestros pecados y apartándonos de toda clase de mal que desagrade a Dios.

NO COMMENTS

Leave a Reply