LA TRIBULACIÓN DE AQUELLOS DÍAS ANTES DEL ARREBATAMIENTO CONSISTIRÁ DE UN GRAN...

LA TRIBULACIÓN DE AQUELLOS DÍAS ANTES DEL ARREBATAMIENTO CONSISTIRÁ DE UN GRAN TERREMOTO CON ARRASADORES TSUNAMIS

Sabemos que Dios anuncia las cosas con años de anticipaciones, por lo tanto nadie sabe cuándo va a ocurrir este gran terremoto que hará que las olas del mar produzcan bramidos. El Sexto Sello, que es donde van a ocurrir estos eventos todavía no ha ocurrido, pero no debe ser pretexto para enfriarnos y seguir imitando al mundo !No! porque si mueres antes, por no andar con tus vestiduras blancas sin manchas y sin arrugas ¿a dónde crees que va tu alma si mueres antes del rapto? !No desmayemos!

Acerca del rapto, el Señor me reveló, que primeramente van a suceder terremotos continuos por todas partes con escalas cada vez mayores. Uno de ellos será devastador y es este que está en Apocalipsis 6:12.

12 Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre. (Apocalipsis 6:12).

Después que ocurra el gran terremoto, entra a cumplirse Lucas 21:25-26 por los tsunamis devastadores.

25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; (Lucas 21:25).

E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días (Mateo 24:29), se aparece el Hijo del hombre en sus ángeles en las nubes.

El día en que ocurra este gran terremoto con tsunamis devastador, nadie lo sabe, pero aun cuando ocurra y la gente esté angustiada y confundida a causa de los bramidos del mar y de las olas, tampoco sabremos la hora o el minuto en que vendrá el Hijo del Hombre. Al tener esta señal de los bramidos del mar,  la gente debe orar y clamar al Señor como nunca antes, llenándose de fe y arrepentimiento.

El Señor no se va aparecer de manera secreta sino que abiertamente todo ojo humano le verá. Antes bien, manda todas estas señales y cada vez nos permite interpretarlas mejor su mensaje de la Escritura, para que anunciemos y guiemos a su pueblo, pero además para que los que todavía no han venido a recibir la gracia de Cristo lo hagan sin demora, entren al redil de las ovejas de Cristo que consiste en que comiencen a congregarse en alguna iglesia cristiana evangélica para que aprendan más del Señor, sean entrenados para hacer oraciones y se guarden allí hasta que el Señor venga, guiados por un pastor temeroso de Dios.

Muchos hermanos creen que el arrebatamiento va a ser antes que ocurran estas cosas, porque la iglesia “no está puesta para ira” y basados en esto hay muchos tibios andando por aquí y por allá y no se están apartando por completo de las cosas del mundo que se traduce en el “VELAR y ORAR con arrepentimiento” que nos manda el Señor.

Lamento informarles que sí nos tocará una tribulación que no es todavía la gran tribulación que estará guardada para los que se queden y no se vayan con Cristo en el arrebatamiento. Pues, a partir de que el Señor haga todo el plan del arrebatamiento y haya destrucción y desolación en la tierra y sus habitantes, a partir de todo esto es que arranca la gran tribulación y en ella también LA IRA DE DIOS, que impactará a toda su creación incluyendo la tierra y sus moradores, el sol, la luna, las estrellas, el mar, las cuencas de los ríos y más cosas. Esta sí es la ira de Dios y comenzará después del rapto.

Muchos tampoco tienen idea de lo que será la ira de Dios. Aprendamos todos que el ardor de su ira incluye que irá incluso en contra de toda su creación. !Arrepentíos y convertíos! 

NO COMMENTS

Leave a Reply