LO QUE TODO CRISTIANO DEBE SABER ACERCA DE LAS PERSECUCIONES POR CAUSA...

LO QUE TODO CRISTIANO DEBE SABER ACERCA DE LAS PERSECUCIONES POR CAUSA DE CRISTO

Según una nueva ley que va a entrar en vigencia en Bolivia, Evo Morales enviará a las cárceles a quienes prediquen a Cristo o se reúnan para culto, disfrazando esto con otros asuntos de libertad de expresión quitando además el derecho a su pueblo de expresarse y publicar libremente la verdad en el caso del periodismo.

A raíz de que algunas naciones están legislando para darle legalidad a la persecución cristiana de diferentes maneras, es importante que recordemos estas cosas que están escritas, invitándole además a leer  al final la noticia sobre la venidera persecución cristiana en Bolivia.

Hay varios tipos de persecuciones: En Venezuela, el otro país socialista, impusieron gravámenes a la iglesias de llevar contabilidades, acompañadas de otras formalidades y obligaciones fiscales sujetas a recibir fiscalizaciones tendientes a ponerles grandes multas de dinero que muchas no pueden pagar, obligándoles a cerrar.  Otra persecución a lo largo de muchos países es el uso del derecho universal sobre la discriminación, el cual impide que prediquemos libremente las exhortaciones que Dios hace a los que quebrantan su justicia y no entienden que es por su bien, para que no sean condenados al fuego eterno; entonces opinan que no dejar que cada uno haga lo que le vanga en ganas, recae en un delito de discriminación.

Lo más triste de todo esto es que si no predicamos a Cristo para que ellos se arrepientan y sean salvo, ellos terminarán sin saberlo, condenados para el lago que arde con fuego y azufre y de allí que el Señor nos manda a perseverar en darles el mensaje de salvación por medio de su gracia, pese a la inmensa cantidad de impedimentos y persecuciones.

Esto es lo que va para los incrédulos que rechazan el evangelio de Cristo. Será peor para ellos el fuego eterno que recibirán, que el que recibió Sodoma y Gomorra, no queriendo el Señor que ninguna alma se pierda sino que todos vengan al arrepentimiento y sean salvos.

         Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.” (Ap 21:8).

Todas estas persecuciones que existen ahora y las que vendrán debemos tenerlas muy claras, que la más frecuente será la de la pena corporal en una cárcel. Y si esto te ocurre ponte a cantar himnos de alabanza al Señor como lo hicieron Silas y Pablo. No estarás solo, Dios tendrá sus ojos puestos sobre ti y algo grande ocurrirá como por ejemplo que alguien importante o muchos en la cárcel vendrán a Cristo.  (Hechos 16:16-40).

En el tiempo venidero, algunos serán delatados por sus propios hermanos de la fe:

A causa de las fuertes persecuciones muchos débiles en la fe delatarán a sus otros hermanos. Así está escrito:  10 Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.” (Mateo 24:10). No olvidemos que dentro de los discípulos del Señor hubo un traidor que lo entregó.

A la altura del quinto sello del libro de Apocalipsis, que contiene las profecías que se van a cumplir en este tiempo, lea cuanta persecución habrá por todas partes. Dese cuenta que las víctimas con testimonios en Cristo ni siquiera el Señor envía sus almas al paraíso sino que les da un lugar privilegiado, “bajo el altar” de Dios estarán esas almas:

        9 Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. (Apocalipsis 6:9).

Estando bajo el altar de Dios, esas almas claman por justicia pero deberán esperar a que se complete el número de mártires que morirán al igual que ellos:

         10 Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? 11 Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. (Apocalipsis 6:9-11).

Perseverar nos manda el Señor para que tengamos galardones en el reino en vez de perder nuestra salvación por cobardes. (Ap 2:11 y 3:5).

Aquellos santos o profetas de Dios, como también los que temen a Dios, así como los grandes y pequeños que les toque continuar sus obras y resistir pese a la persecución venidera, cuando sea constituido el gran trono blanco para juzgar a todos, Dios establece que tendrán unos galardones, como está escrito:18… y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes…” (Apocalipsis 11:18).

El formidable galardón de sentarse en el trono como nuestro Señor lo hizo, es para los mártires que mueren parecido como nuestro Señor murió:

         9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de su nombre. (Mateo 24:9).

Los mártires que sean muertos por causa de Cristo, adquirirán el derecho de sentarse a la derecha en el trono de Dios arriba en el reino. (Ap 3:21).

         40 Pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado. (Marcos 10:40). Es decir, sólo Dios escogerá quienes son dignos, los que además de haber muerto parecido a su Hijo que son los que beben de la misma copa de aflicción que vivió el Señor, también despreciaron sus vidas y amaron al Señor hasta la muerte. Y esta información solamente la tiene nuestro Señor, que escudriña los corazones y no es para todo cristiano el galardón de sentarse en el trono junto al Señor.

Si te interesa puedes leer la noticia sobre la futura persecución en Bolivia:    Régimen de Evo Morales criminalizará el evangelismo en Bolivia (Haz Clic).

Ciertamente recordemos que la persecución lo que hace es levantar pueblo para Cristo que también serán salvos y todos juntos nos iremos al reino del Señor. Así que no nos entristezcamos porque escrito está: 28 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.” (Lucas 21:28).

Cuanta más persecución se desencadene, más cerca estará la venida de Cristo para llevarnos a vivir al reino y escapar de los terribles juicios que sobrevendrán sobre la tierra y sus moradores desobedientes que se resistieron a ser salvos por medio de su gracia.

 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply