PROTESTAS Y VIOLENCIA POR EL TRASLADO DE LA EMBAJADA DE USA A...

PROTESTAS Y VIOLENCIA POR EL TRASLADO DE LA EMBAJADA DE USA A JERUSALÉN PRESIONARÁN LA FIRMA DEL TRATADO DE PAZ Y SEGURIDAD

Y no solamente las protestas y violencia por el traslado de la Embajada de USA a Jerusalén serán motivos  que influirán en la firma del tratado de paz, sino además la presión que ahora existe entre Israel e Irán. Todo esto y cualquier otro roce forzarán la firma de tal acuerdo o tratado de "paz y seguridad" en la región de que habla 1 Tesalonicenses 5:3.

27 Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador. (Dn 9:27).

Nosotros debemos saber que el mismo líder que confirmará el pacto en esa región árabe, será el mismo que hará cesar el sacrificio y la ofrenda dentro del templo que se levantará y para lo cual todo está listo para ensamblarlo.

Por lo tanto lo que más nos interesa, que es la venida de nuestro Señor para el rapto o arrebatamiento, este sucederá antes de la mitad de los siete años en que ocurra la cesación del sacrificio y la ofrenda, que llevándolo a los sucesos de Apocalipsis se corresponde con la tribulación de aquellos de Ap 6:12, cuando el gran terremoto haga que sucedan tsunamis y se oigan los bramidos del mar, (Lc 21:25).

Deberá ser en ese tiempo que venga el Señor y no en otro, porque inmediatamente después que el Señor haga el rapto o arrebatamiento de su iglesia, es ahí que comienzan los cuarenta y dos meses (Ap 13:5) del gobierno de la bestia que será a partir de la mitad de los siete años, a partir de los cuales se cumplirá la gran tribulación que vivirán los judíos no cristianos que no se fueron en el rapto o arrebatamiento porque no creyeron en Jesucristo.

Oremos por esa nación y sus ciudadanos que aún no son cristianos, para que al derramar Dios de su santo Espíritu sobre toda carne en este tiempo postrero, ellos reciban un toque muy especial y entiendan que deben venir ahora a Cristo y creer en él para que estén listos para irnos con el Señor y no tengan que pasar las familias por la gran tribulación que no la ha habido desde la fundación del mundo, ni la habrá.

Debemos tener muy claro, que tan pronto se firme ese tratado entre Israel y Palestina comienza un reloj de siete años, y la primera mitad de ese tiempo será para crecer los cristianos en la santificación sin la cual nadie verá a Dios y para que las iglesias evangelicen sin pérdida de tiempo antes que las persecuciones sean intensas.

 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply