VENEZOLANO: ¿QUIERES CONTRIBUIR CON LA VERDADERA RESTAURACIÓN DE VENEZUELA?

VENEZOLANO: ¿QUIERES CONTRIBUIR CON LA VERDADERA RESTAURACIÓN DE VENEZUELA?

0 119

Esta es la guía a seguir:  “Nunca adores al hombre sino a Dios”. “Nunca temas al hombre sino a Dios”. “Jesucristo es el único nombre dado por Dios a los hombres en quien tenemos perdón de pecados y otorgamiento de la vida eterna, de quien recibimos amor y paz por medio de su Santo Espíritu.”

Porque si Dios había decidido dar amor esta nación por medio de  Cristo, lo menos que podía hacer después de la dura prueba a la que nos sometió durante 20 años “para que cambiásemos nuestros corazones llenos de soberbia y altivez” y esto es amor de parte del Padre; lo que venía finalmente de su mano era más amor y de allí que Juan Guaidó siendo guiado por el Espíritu Santo, anunció una amnistía a favor de las fuerzas armadas llenas de delitos con el peor de los pecados que es el de idolatría, “amando ciegamente a un líder y teniendo temor de él en vez de temer a Dios quien tiene potestad de salvarnos y aplastar al impío”.

Ahora pues, pueblo y fuerzas armadas de la nación, perdonémonos todos y amémonos los unos a los otros, poniendo por obra la instrucción de Aquel que murió en una cruz para anular nuestros pecados y darnos la vida eterna a todo el que cree en él, entregándonos su paz a pesar de nuestras transgresiones.

Porque todos hemos pecado, todos hemos transgredido la justicia de Dios, y Uno solo fue hallado en la tierra en quien no hubo pecado, pero con todo y esto él nos ha demostrado su amor. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.” (Isaías 53:15).

Y adoremos solamente a Aquel que recibió de parte del Padre todos los poderes para borrar nuestros pecados, entregándonos su paz y amor por medio de su Santo Espíritu: 27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.” (Jn 14:26).

Definitivamente él no la dá como los hombres la dan. Sus pensamientos puros y santos están muy por encima de los pensamientos de los hombres.

Adoremos y demos la gloria a Dios por lo que estamos viendo y lo que habrá de venir.

NO COMMENTS

Leave a Reply