Miércoles, Diciembre 12, 2018
Authors Posts by Ada Luz Camargo de Pineda

Ada Luz Camargo de Pineda

473 POSTS 0 COMMENTS

0 30
El mismo fuego que usó el diablo para quemar la fortuna de Job y matar a sus hijos, como está escrito: “16 Aún estaba éste hablando, cuando vino otro que dijo: Fuego de Dios cayó del cielo, que quemó las ovejas y a los pastores, y los consumió; solamente escapé yo para darte la noticia.” (Job 1:16). Este mismo fuego usará el diablo sobre los hombres en la tierra que queden bajo su potestad en el tiempo de la gran tribulación ¿Qué hace usted dormido? Jesucristo es la salvación.

Debido a la desobediencia de los hombres a Dios y la renuencia de muchos en recibir la salvación por la gracia que nos dá el Señor, esta clase de hombre corre el riesgo de quedar a expensas del gobierno del diablo en la tierra, ejercido por medio de su siervo la bestia anticristo. Y por cuanto los frutos del mal que él brindará a los habitantes de la tierra estarán configurados por robar, matar y destruir, no perderá tiempo y la primera cosa que hará será quemar con fuego a los hombres ¡Cree en el Señor, y serás salvo tú y toda tu casa!

Cuando Dios le dio potestad al diablo acerca de  su siervo íntegro Job y lo puso en su mano para que lo probara, esto hizo el diablo sin pérdida de tiempo: Le mató a todos sus hijos y hasta usó el fuego de Dios para quemar las riquezas de Job incluyendo a pastores que servían a Job en el campo, como está escrito: “16 Aún estaba éste hablando, cuando vino otro que dijo: Fuego de Dios cayó del cielo, que quemó las ovejas y a los pastores, y los consumió; solamente escapé yo para darte la noticia.” (Job 1:16).

Y este es el fuego que bajará del cielo para quemar a los hombres renuentes que no hicieron aprecio de la salvación por la gracia. Muchos de ellos morirán quemados por el fuego. Escrito está: 13 y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento.” (Ap 6:13). Serán meteoritos abundantes que caerán sobre la tierra quemando a los hombres.

Será un galardón de bienvenida que Satanás dará a los desobedientes, en cambio Jesucristo vino para darnos vida, y vida en abundancia, llena de amor, paz y gozo en esta tierra y luego el reino de los cielos que reboza de belleza y esplendor.

Pero todo aquel que en medio de su terrible agonía clame al Señor, será salvo. Escrito está: 21 Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.” (Hch 2:21).

No esperes que tú y tu familia sean salvos en medio de este terror que incluirá este fuego, dando inicio a la gran tribulación o gobierno del anticristo. Prepárate para la pronta venida de Cristo. Asiste a una iglesia cristiana donde enseñen la verdad de la biblia. No asistas a cultos religiosos, porque en ellos no está toda la verdad, además no predican estas cosas y mantienen engañados a los fieles como si les dieran un somnífero para que no oigan ni entiendan nada !Salid de allí pueblo mío, para que no seáis partícipes de los juicios que vendrán sobre ellos!

Ven ahora mismo a Cristo, congrégate, lee la biblia y guarda el evangelio de nuestro Señor.

También puedes leer:  EL GRAVE RIESGO QUE TENDRÁN EN LA GRAN TRIBULACIÓN LOS QUE AMAN EL DINERO MÁS QUE A DIOS

Lee también:  EL ENGAÑO DEL FALSO PROFETA EN OBLIGAR A COLOCARSE LA MARCA DE LA BESTIA PARA PODER COMPRAR O VENDER EN EL TIEMPO DE LA GRAN TRIBULACIÓN

"16 Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; 17 y que ninguno pudiese COMPRAR NI VENDER, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre." (Ap 13:16-17). Este líder religioso se dejará conocer por ahora, como hombre de paz, que practica la piedad y convence a muchos. Para que usted no caiga bajo engaño, deje de adorar a líder religioso alguno y de creer en religión ¡Cree en Jesucristo solamente, él es la verdad, el camino y la vida! Él es santo y en él no hay engaño. Él es el que quita el pecado del mundo. Él es la salvación. Él es la puerta para entrar al cielo. Él viene a buscarnos antes que comience la gran tribulación o gobierno de Satanás en la tierra.

Es decir, ni siquiera podrán comprarse algo en un supermercado, ni pagar los servicios tales como internet, telefonía celular, electricidad, ni usar dinero de la banca, menos aún usar clínicas y hospitales, tampoco podrán echar combustible a sus vehículos. Las empresas no podrán adquirir inventarios ni venderlos, si antes no reciben la marca maldita de la bestia para poder comprar o vender, pero los que reciban esta marca perderán la vida eterna. Me refiero a los que no se preparen para irse con Cristo y se queden para la gran tribulación que vendrá en la tierra después que Jesucristo se lleve a los que han creído y obedecen su evangelio.

11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. (Ap 14:11). ¡Jesucristo es la salvación ahora!

Ellos el anticristo y el falso profeta, harán ver que colocarse la marca solucionará toda clase de males en esa época venidera caracterizada por la hambruna y la sequía pero todo será mentira de ellos. Una vez que reciban la marca ante la angustia de las gentes de hallar algo que comer y beber para darle a sus hijos, pierden la salvación eterna y de todas maneras la sequía y la falta de alimentos se incrementará aunque reciban la marca de engaño y perdición eterna, porque la tercera parte de las cuencas de los ríos no darán más agua y ellos no podrán solucionar estos males porque son juicios de la ira de Dios guardados para el tiempo del fin, sobre los desobedientes que rechazaron el amor y la verdad de Cristo.

10 El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas.

11 Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas. (Ap 8:10-11).

Que aunque los hombres se coloquen la marca de la bestia en ese tiempo venidero, de todas maneras se incrementará la sequía y la hambruna. Una estrella que caerá sobre la tercera parte de las aguas hará que se vuelvan amargas y venenosas al mismo tiempo, a tal punto que quien las ingiera muere. De nada servirá que se coloquen la marca de la bestia porque no podrán solucionar los males de esa época que empeorarán progresivamente mes a mes en la tierra.

La imagen del anticristo que le mandará hacer el falso profeta, hablará y dará la orden de matar a quienes no adoren la imagen. “15 Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.” (Ap 13:15). El falso profeta, que será un líder religioso cuyo espíritu de Satanás entrará en él y será “uno” con él, le mandará hacer imagen al anticristo para que los moradores de la tierra le adoren bajo amenaza de muerte.

Esto significa que usted tendrá oportunidad de salvarse en aquella época de la gran tribulación renunciando a la marca y la adoración a la imagen del anticristo y su marca 666, pero morirá bajo tortura, quizás usted sea crucificado, quemado o degollado.

¡Cristo recibió en su cuerpo toda clase de tormentos, para que usted no pase por esto!

Puedes leer:  SATANÁS INAUGURARÁ CON FUEGO QUE QUEMARÁ A LOS HOMBRES EL INICIO DE SU GOBIERNO EN LA TIERRA DURANTE LA GRAN TRIBULACIÓN VENIDERA

Puedes leer:  EL GRAVE RIESGO QUE TENDRÁN EN LA GRAN TRIBULACIÓN LOS QUE AMAN EL DINERO MÁS QUE A DIOS

 

0 76
17 y que nadie pudiera comprar ni vender si no tenía la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. (Ap 13:17). Estas exigencias serán hechas en medio de hambruna y sequía en la tierra, durante la gran tribulación. Si usted acepta la marca o adora la imagen del anticristo o usa su signo 666, usted perderá la vida eterna y será juzgado en el lago que arde con fuego y azufre. Ahora usted tiene oportunidad de salvación, viniendo a Cristo. No lo deje para después.

Los que aman el dinero más que a Dios deben venir al Salvador, el único que quita el pecado del mundo, para que sean lavados sus pecados y sean salvos por la gracia que nos dio el Señor, pues, se acerca la venida de Cristo y todos debemos prepararnos para no quedarnos para la gran tribulación que sucederá en la tierra a partir de que nuestro Señor venga en las nubes con sus ángeles y traslade desde la tierra a todos los que han creído y guardan su palabra, para que no vivan los terribles juicios de la gran tribulación sino que estén en el reino, llenos de gozo al ver tantas maravillas que el Señor ha preparado para los que le aman y guardan su palabra.

La peor cosa que enfrentará un ser humano que se quede para la gran tribulación venidera es que acosados por la hambruna y la sequía que habrá en todas las naciones del planeta, se levantará un falso profeta religioso que será la mano derecha de la bestia anticristo y éste con apariencia de piedad y falso amor por los hambrientos, aprovechando la crisis y la calamidad de los seres humanos en ese tiempo, les ofrecerá una marca o microchip para ser insertado en la mano derecha o en la frente de los hombres, como requisito indispensable para que puedan comprar o vender en esa época de hambruna y sequía, caracterizada por el alto costo de la canasta básica al haber escasez de alimentos y agua en la tierra.

Lo que todos deben saber es que quienes reciban bajo manipulación y engaño esa marca, de inmediato será “uno” con la trinidad diabólica compuesta por Satanás, el anticristo y el falso profeta, negarán a Dios los que reciban esa marca y perderán la salvación eterna, quedando sus almas a expensas de ser juzgadas en el lago que arde con fuego y azufre por los siglos de los siglos, como está escrito: “11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.” (Ap 14:11).

¿Qué tiene que hacer usted para que su familia no caiga en este terrible e interminable juicio de fuego eterno?

Usted y su familia desde ahora mismo deben venir a Cristo a manos de quien puso Dios toda clase de dominio y potestad tanto en los cielos como en la tierra. Él viene a buscar a los que le esperan y dejar en las manos de Satanás a los que rechazaron su nombre. Él pidió que nos preparásemos en fe en su palabra e hiciéramos oraciones. Tenemos además que congregarnos en una iglesia cristiana donde enseñen la verdad conforme a la biblia e ir creciendo y madurando en la fe, hasta que el Señor aparezca en las nubes con sus ángeles.

Usted no puede descuidarse ¡Tenga a Cristo y Su GRACIA como lo primero!

43 Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa.

44 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. (Mateo 24:43-44).

En el lugar donde vives, debe haber una o más iglesias cristianas. Ve allí y congrégate con tu familia. Debes saber esto: 27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.” (Mt 24:27).

¡Debes velar por la salvación tuya y la de tú familia para no ser dejados para la gran tribulación porque el Señor no quiere esto para tí ni tu familia! 

Te invito a leer:  EL ENGAÑO DEL FALSO PROFETA EN OBLIGAR A COLOCARSE LA MARCA DE LA BESTIA PARA PODER COMPRAR O VENDER EN EL TIEMPO DE LA GRAN TRIBULACIÓN

 

37 Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. 38 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39 y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. (Mt 24:37-39).

A muchas personas no les gusta leer ni enterarse de las cosas que están escritas en la biblia y que van a suceder en los próximos años venideros, a pesar de que Dios mandó a escudriñar la Escritura. Dios no oculta nada sino que tiene la verdad en la biblia y además habla constantemente por medio de sus profetas. El problema de muchos es que ni quieren leer la verdad de la biblia ni oír a sus profetas. ¿Podrán en medio de ese desconocimiento resistir lo que viene al mundo a causa de las profecías que deben cumplirse?

En los días de Noé tampoco querían oír al siervo de Dios.  Ahora muchos andan en un temor carnal y no en la paz del Espíritu Santo, porque rechazan la verdad y por esto no les gusta saber las profecías fuertes que deben cumplirse antes de la venida de Cristo junto a su salvación, porque entran en pánico y solamente quieren saber del “Dios amoroso y religioso que han concebido en sus corazones” como pretexto para seguir en el pecado y no enterarse de la verdad, ni mucho menos retener el amor de Dios que nos viene dado por medio de Cristo.

No debe haber lugar a temor, sino estar en Cristo. El Señor nos dice que su perfecto amor echa fuera todo temor. Leamos: 18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.” (1 Jn 4:18).

¿Qué cosas nos tocará ver antes de la venida de nuestro Señor que la gente carnal no quiere saber de esto, si Noé también les predicaba a los antiguos que subieran a la barca porque iba a haber un diluvio que destruiría el mundo?

Esta verdad, tienen que saberla. Que también este mundo pronto va a tener un fin, a causa del aumento del pecado en todas sus expresiones. Por causa del pecado fueron destruidas las ciudades de Sodoma y Gomorra; por la misma razón Dios destruyó el mundo en un diluvio y esta tierra en que vivimos ahora, de ella no habrá más memoria a partir del fin, porque la tierra va a ser enteramente vaciada. 17 Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento.” (Isaías 65:17).

Antes del fin del mundo, primeramente habrá una tribulación en la tierra recogida en los sellos del libro de Apocalipsis capítulo 6, que persigue que la gente que aún no ha buscado a su salvador se arrepienta y reciba a Cristo para que sea salva. ¿No es amoroso Dios?

Esa tribulación constará de hambruna a causa del alto costo de los alimentos parecido a lo que ocurre en Venezuela, guerras y consecuentemente mortandad mundial, un gran terremoto, un meteorito a causa de la profecía de que las potencias de los cielos serán conmovidas y tsunamis con ruidos parecidos al bramido de las olas del mar cumpliéndose que habrá señales arriba en el cielo y abajo en la tierra. Tenga por seguro que con estas cosas el hombre pecador que buscare a Dios, se salvará. “Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo” Y los que estén en la fe de Cristo perfeccionarán su relación con el Señor y aumentarán su fe en aquellos días, porque entenderán que solamente él nos salvará.

Después que ocurran estas cosas, no ha revelado el Señor el intervalo de tiempo en que sucederá la señal de que “el sol se oscurecerá como tela de cilicio y la luna no dará su resplandor o se volverá roja como sangre”. Cuando estas cosas sucedan, a continuación de esto aparecerá la señal de nuestro señor en las nubes con sus ángeles que sonarán la trompeta.

Como está escrito:

30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra.  (Mt 24:30).

¿No te gusta saber nada de esto, debido a que tenías propósitos de crecimiento en tu empresa o negocio o quizás pensabas hacer un postgrado universitario, viajar y vacacionar mucho, montar más sucursales de tu empresa o eres de los que quieres ahorrar y comprar tu vivienda e ir en pos de más logros?

A los que piensan así les escribo, que primeramente busquen el reino de Dios y su justicia. Que primero adquieran la verdad de la palabra que nos dejó el Señor, para que no sean engañados por los falsos profetas que estarán a la orden del día, y no sepan qué hacer en aquellos días de tribulación. El Señor quiere que todos sepan la verdad, que aunque vendrá una tribulación en las naciones, Dios tiene control de todo y los justos podrán vivir en la paz del Espíritu Santo pese a la tribulación de aquellos días.

Dios es inmensamente misericordioso y por ello además de todas las bendiciones que nos da diariamente, dejó su escritura para escudriñarla y tener dominio de la verdad que incluye el fin del mundo a causa del pecado, pero que no quiere Dios que ninguna alma se pierda sino que todos vengan al arrepentimiento y se salven por medio del Hijo. Pero que antes que se inicie la gran tribulación vendrá nuestro Señor a buscarnos a los que hemos creído y guardado su palabra. La gran tribulación es un período que vendrá después de la tribulación que nos tocará vivir. Esta oportunidad de salvación que nos dejó el Señor en que se aparecerá en las nubes con sus ángeles para iniciar el ascenso de los que le esperan en fe, se llama el rapto o arrebatamiento y ocurrirá dentro del tiempo de la tribulación y todos tenemos que prepararnos y conocer los detalles para bien de vosotros mismos y de vuestras familias.

!Hay que ir en pos de la verdad y el amor de Cristo y no es para entrar en temor porque su propósito es salvarnos!

No debe haber temor, porque el temor es un pecado, al no permitirnos confiar en el amor de Dios. El que teme no ha conocido aún a Dios junto a su amor y misericordia, hacia los que han creído. Los pecadores que eran exhortados en la época de Noé tampoco creían que vendría el fin del mundo en que vivieron, hasta que vino el día y no hubo salvación para ellos y así está también escrito que sucederá en este siglo con los inconversos. Pero tú, que lees esto, tienes oportunidad de creer. Cree en Jesucristo y serás salvo tú y toda tu casa.

Por lo tanto:

33 Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. (Mateo 24:33).

¿Hacia dónde nos introducirá nuestro Señor Jesucristo después que realice el rapto o arrebatamiento?

Todas nuestras cosas materiales por las que luchamos en la tierra y nos parecía lo mejor, todo se quedará para destrucción. He aquí la importancia de que no te duermas conquistando cosas del mundo y venga aquel día y ya no puedas hacer nada. Pon a Jesucristo y su palabra como lo primero en tu vida. Vela en el cumplimiento de la verdad de Cristo y haz oraciones.

Lee aquí las características de la lujosa ciudad a donde nos introducirá el Señor, construida de piedras preciosas.

Lee también el juicio para los que rechazan a Cristo, los incrédulos y resto de pecadores:

Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. (Ap 21:8).

Ahora que has leído, entenderás por qué el Señor tiene millones de atalayas en toda la tierra enseñando que solo en Cristo hay salvación y que no nos ha dado Dios ningún otro nombre en la tierra en el cual la humanidad será salva, sino solamente el nombre de Jesucristo.

 

No teman ni desmayen las naciones por estos armamentos letales que van a ser disparados sobre las naciones. Retengan la fe en Jesucristo, quien en su resurrección venció su muerte y la de todos nosotros los que hemos creído en él. Él nos resucitará el día postrero. “ 25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. 26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?” (Jn 11:25-26). (Imagen de Sputnik).

Los periódicos y páginas digitales están llenos de noticias de naciones que son potencias en armamentos nucleares, anunciando su supremacía frente a otros competidores según lo que hayan inventado en el último momento. Hay una competencia entre las naciones que tienen grandes inventarios de estas armas letales por hacerlas más nocivas y destructivas cada día. Este armamento mortal que ven en la imagen, de fabricación rusa, de esto ellos mismos dicen que “el sistema S-400 es capaz de cubrir la destrucción de un país entero”. Es decir, una sola ojiva que sea enviada sobre una nación, puede destruir ese país con todos sus habitantes. Pero nosotros y toda persona que dé un paso de fe en Cristo, debemos permanecer en la paz del Señor. No pereceremos sino que viviremos.

Aprendamos que los que están en Cristo, van a ser resucitados para vida eterna y le invito a leer al final el contenido biblico sobre la nueva Jerusalén en el cielo, donde nadie podrá subir para destruirla.

Vayamos ahora a la justicia de Dios respecto de estas cosas. Empezando por entender, que jamás un Dios de amor no estuvo, no está ni estará de acuerdo con esta destrucción de parte de los hombres, quienes han infringido el mandamiento de amor enviado por él por medio de su Hijo, convirtiéndose contrariamente en verdaderos impíos que quieren aniquilar a sus semejantes.

Ellos, las cuatro bestias llenas de arsenal nuclear, principalmente destruirán la tierra junto a sus habitantes, matando en corto tiempo a la cuarta parte de los habitantes de la tierra, ( Ap 6:8), y después de estas cosas, Dios los destruirá a ellos en los días del fin del mundo, que están más cerca de lo que usted imagina.

Así está escrito que sucederá en los días del fin, cuando haya ocurrido la resurrección de los muertos y a continuación ocurra el juicio final. En la ira de las naciones estas querrán hacer la guerra de Armagedón contra el Señor y su ejército celestial que descenderán a la tierra, pero el Señor los destruirá a ellos.

Como está escrito:

18 Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. (Ap 11:18).

Han leído, que al final van a ser destruidos. También serán enviados vivos los líderes compuesto por la bestia y el falso profeta a un lago que arde con fuego y azufre por los siglos de los siglos, (Ap 19:20), mientras que los redimidos en la sangre de Cristo, los que creyeron en el Señor, serán salvos por Su GRACIA y mucho antes que estos hechos ocurran el Señor vendrá a llevar a cabo el glorioso evento del rapto o arrebatamiento y estaremos con el Señor, quien fue a preparar viviendas para sus discípulos.

Te invito a leer:   La descripción de la LUJOSA nueva Jerusalén, con calles de oro puro, lugar donde el Señor fue a preparar más casas para sus discípulos

Oración intercesora para que también ellos se arrepientan y se conviertan:

Dios Padre, que hiciste a los hombres a tu imagen y semejanza, pero el hombre se apartó de tí y se fue en pos del pecado y la iniquidad, te ruego, que toques la vida y los corazones de todos estos actores que sueñan con aniquilar tu creación, fabricando cada día espantosas armas letales para desaparecer a naciones enteras. Señor, para que tengan un encuentro en sus corazones con nuestro Señor y sus vidas cambien. Y entonces tú los uses como testimonio de que tu amor que nos es dado en Cristo, es superior a toda cosa que el hombre ha inventado siendo preso de las tinieblas. Haz que les resplandezca el amor de Cristo y todos sean salvos de la ira venidera. Amén.

0 68
“20 Jehová guarda a todos los que le aman, más destruirá a todos los impíos” (Sal 145:20). Escuchen al final los AUDIOS del profeta, con los anuncios de Dios a causa del pecado en esta tierra, para que todos oremos, nos humillemos y nos arrepintamos de nuestros pecados y nos apartemos de todo mal camino, para no perecer aquel día de la actuación de Dios, porque Dios está anunciando un gran terremoto que se tragará a edificios enteros, erupción de un volcán en el Lago de Maracaibo que partirá el puente, entre otras muchas tempestades que incluirán invasión de ejércitos de malhechores que querrán violar a las mujeres y niños y a causa de esto Dios manda a orar y constituir altar familiar de oracion. Hay profecías que tardan mucho en ocurrir, pero otras suceden en el corto plazo, así que oremos siempre y mantengamos nuestra comunicación diaria con Dios.

El resumen de todo es que no quiere Dios que ninguna alma perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento y sean salvos de la ira venidera. Dios tiene un gran remanente en Venezuela que no se ha contaminado y espera el arrepentimiento de muchos más para que se sumen y hacer una nación grande con gente santa y temerosa de Dios.

29 Toda oración y todo ruego que hiciere cualquier hombre, o todo tu pueblo Israel, cualquiera que conociere su llaga y su dolor en su corazón, si extendiere sus manos hacia esa casa, 30 tú oirás desde os cielos, desde el lugar de tu morada, y perdonarás, y darás a cada uno conforme a sus caminos, habiendo conocido su corazón; porque sólo tú conoces el corazón de los hijos de los hombres; 31 para que te teman y anden en tus caminos, todos los días que vivieren sobre la faz de la tierra que tú diste a nuestros padres. (2 Crónicas 6:29-31).

Oración intercesora pidiendo a Dios que perdone los pecados de los venezolanos y guarde a sus hijos en esta nación a causa de lo que se espera:

 “Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, te pedimos perdón por nuestros pecados, por nuestros odios y rencores entre unos y otros y toda división y mal que creció en estos años. Por todo pecado de idolatría en que hemos incurrido contra Tí, que consistió de adoración a los ídolos religiosos y hombres líderes políticos, práctica de brujería, santería y satanismo. Te pedimos perdón por todas estas ofensas y abominaciones, oh Dios Santo.

Y en el nombre de nuestro Señor Jesucristo te pedimos que perdones nuestros pecados y sean limpiados nuestros corazones y nunca más hagamos tales prácticas de abominación que hicieron que tú enviaras estos castigos sobre nuestra nación que Tú mismo vas a liberar y aguardamos este día con toda nuestra alma.

Te rogamos, oh Dios, que además de guardar nuestras vidas, preserves nuestros puentes, carreteras, puertos, aeropuertos y lo que queda de la infraestructura de la industria petrolera a causa del gran terremoto, para que nuestros males no sean peores. Gracias por escuchar nuestra oración, oh Dios Santo lleno de justicia y misericordia.”

AUDIOS del profeta Carlos Morán, anunciando las duras advertencias de Dios, que ameritan arrepentimiento y volverse a Dios de todo corazón, para que muy pronto Dios limpie a Venezuela a raíz del crecimiento espiritual que está ocurriendo, pero aún hay mucha gente que practica el mal y deben arrepentirse.

ttps://youtu.be/P2-CHhnxHwM

https://youtu.be/HfzGXzcfSFw

 

 

“6 Bramaron las naciones, titubearon los reinos; Dio él su voz, se derritió la tierra. 7 Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob.” (Sal 46:6-7). ¡Bendito sea tu Santo nombre, Señor!

No ande mudándose de un país para otro, tratando de escapar de Dios, porque estos juicios de los siete sellos de Apocalipsis, son para TODAS las naciones del planeta. Usted no tendrá donde esconderse. Súbase desde ahora a la Roca de la salvación, que es solamente Jesucristo.

Ni si quiera la naturaleza misma puede levantarse sin permiso de Dios para actuar, sin antes recibir la voz del Todopoderoso con las instrucciones de lo que tanto el viento o el mar deban hacer en las naciones, bendiciéndolas inmerecidamente a causa de Sus misericordias o afligiéndolas por sus pecados.

Tenemos que saber los eventos que vendrán a causa del crecimiento del pecado en el mundo. El Señor dejó claramente anunciadas las cosas que van a suceder antes de su venida sobre las nubes, pero a la vez tiene sus promesas consoladoras y de resguardo para los que se arrepienten, le temen y guardan su palabra.

Amados, nosotros estamos cercanos al tiempo del fin y dentro de éste está pautada la venida del Señor para el evento glorioso del rapto o arrebatamiento, apareciéndose sobre las nubes, acompañado de sus ángeles, sacándonos del planeta tierra antes que se inicie la ira de Dios sobre la tierra.

Pero hay unos acontecimientos que deben darse antes que el Señor venga. La biblia misma dice los acontecimientos que sucederán ANTES.

La venida del Hijo del Hombre

25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;

26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.

27 Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.  (Lucas 21:25-27).

Para que sucedan los tsunamis anunciados en el versículo anterior, primeramente ocurrirá el gran terremoto que hará que las aguas del mar se vuelvan destructoras: “12 Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre.” (Ap 6:12).

Durante la conmoción de las potencias de los cielos y la caída de las estrellas (meteoritos), la iglesia santa de Cristo no estará más en la tierra:

 Las potencias de los cielos serán conmovidas debido a la caída de meteoritos, como está escrito:  “13 Y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento.” (Ap 6:13).

Es decir, la iglesia debe ser tomada en los eventos de Apocalipsis 12:6,  cuando haya ocurrido el gran terremoto y estén sucediendo los bramidos del mar a causa de los tsunamis destructivos, a partir de esas horas siguientes debería suceder el rapto.  “28 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.” (Lc 21:28).

Y si somos inundados de agua, roguemos al Señor que nuestra fe aumente a niveles que podamos caminar sobre las aguas como lo hizo nuestro Señor.

En la visión en sueño dada a esta vasija de parte del Señor el día 2 de Julio del 2016, tocante a Venezuela, yo veía que el mar había inundado el puerto de la Guaira incluso el Aeropuerto internacional de Maiquetía. Estos estaban debajo de las aguas y no fueron hallados.

Entiendan los venezolanos que todavía no se han arrepentido, que deben hacerlo ahora, porque serán días muy duros que solamente los que vivan por fe, aferrados a las promesas de Dios, podrán entender y esperarán seguros a su Salvador.

Seguidamente en la misma visión del año 2016, el Señor me llevó a un monte alto en Caracas y desde allí me hizo ver cómo quedará la ciudad de Caracas. Yo duré mucho tiempo orando a Dios de qué manera entraría el agua a Caracas viéndola tan inundada a tal nivel que el agua llegaba como hasta un primer o segundo piso de un edificio, y Dios me respondió posteriormente por medio de su palabra. Y es que todo monte y toda isla van a ser removidos de su lugar, (Ap 6:14), y entonces el cerro del Ávila, al cual le cambiaron el nombre, también será rebanado y aplanado con el gran terremoto y por allí entrará el agua del mar y hará gran inundación en la capital venezolana. Estos sucesos ocurrirán en las horas o días antes del rapto, durante o después. Recuerden que el Señor en este tiempo del fin va enseñando detalles a medida que se acerca el tiempo. Porque no hará nada el Señor si antes no lo comunica por medio de sus profetas.

Oración intercesora:

“Padre, Bendito eres y tú creaste todas las cosas y eres el dueño de todas ellas y del hombre. Toda alma te pertenece, Señor. A tí clamo, oh Padre, para pedirte que sea muy grande el remanente que tú prepararás en Venezuela, incluyendo a grandes estafadores, porque dura será la aflicción que pondrás sobre ellos, los que corrieron tras toda clase de oportunidades de negocios en medio de la escasez y dificultad. Ellos en su viveza para el mal, se hicieron “intermediadores” que se lucraron cobrando grandes sumas, vendiendo el producto final de manera encarecida, sin tener misericordia de nadie, más apenas tenían cuidado de enriquecerse.

Por aquellos que tuvieron empresas de “maletín” y con sus astucias sacaron millones de dólares y desfalcaron la nación, genera Oh Dios, arrepentimiento en cada uno de ellos cuando la tribulación llegue a sus bolsillos, porque tú dijiste: “¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados! porque tendréis hambre. ¡Ay de vosotros, los que ahora reís! porque lamentaréis y lloraréis. (Lc 6:25).

Usando Tú palabra enviada por nuestro Señor Jesucristo cuando dijo de parte Tuya: “17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.” (Jn 3:17).

Te ruego todas estas cosas, Oh Dios, que los traigas al arrepentimiento profundo y luego los uses como siervos tuyos. En en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

"19 Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos." (Mt 18:19). Es necesario perdonar las ofensas para que cese la división en el hogar y a partir de entonces las oraciones de ambos no tengan estorbo ante Dios.

Aunque no lo crean, es común que cuando uno de los dos abandona el mundo y pasa a ser hijo de Dios por medio de Cristo, acontece que el cónyuge que todavía no se convierte pasa a constituirse como un enemigo o piedra de tropiezo del otro, dentro de su propia casa. Se forma un yugo desigual constituido por luz y tinieblas.

Y sucede que toda esa cantidad de ofensas deben ser perdonadas de parte del ofendido, para que sus oraciones a Dios no tengan estorbo.

Y esta es la exhortación que Dios envía al marido, pero sirve también para la esposa si ella es la ofensora, para que sus oraciones tampoco tengan tropiezo:

7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo. (1 Pedro 3:7).

Quiere decir que si un esposo desobediente a Dios, es un inconverso que todavía no ha recibido la dádiva de la gracia de parte de Cristo llega a hacer oraciones a Dios no recibirá respuesta de Dios, porque sus oraciones estorban, debido a que es un ofensor que maltrata a su esposa. Su pecado desaparece una vez que cree en Jesucristo y se arrepiente tras lo cual es lavado en su sangre redentora.

Ese ofensor, si desea ser oído por Dios en sus oraciones, debe primero pedirle perdón al ofendido y convertirse a Cristo y de esta manera desaparece el estorbo a sus oraciones. Es decir, deben perdonarse las ofensas hechas para que sus oraciones no tengan tropiezo.

14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;

15 más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas. (Mateo 6:14-15).

La falta de perdón no solamente es un factor de tropiezo hacia la oración que hacemos a Dios, sino que es una terrible amenaza que puede hacernos perder la salvación eterna, si morimos atados a ese rencor.

Morir sin perdonar significa llevarse consigo una terrible carga por concepto de rencor(es), acerca de los cuales tuvimos suficiente tiempo para solucionar. No quiere Dios que ninguna alma se pierda sino que todos vengan al arrepentimiento.

Invitación a ponerte a cuentas con tus ofensores:

La falta de perdón puede además generar enfermedades.

Según la exhortación anterior, si no perdonamos a los otros las ofensas que nos hicieron, nuestro Padre celestial tampoco nos perdona a nosotros nuestras ofensas, es decir andaríamos con la carga del rencor a cuestas, un terrible pecado que estorba la oración a Dios e impide la salvación eterna.

Andaríamos además evadiendo la práctica del precioso testimonio de nuestro Señor, el cual murió en una cruz, desangrado y desfigurado, para perdonar nuestros pecados y ofensas, recibiendo nosotros el llamado a perdonar toda y cualquier tipo de ofensa.

Perdonar continuamente evita alojar sentimientos de amargura y rencor en nuestro corazón:

21 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?

22 Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete. (Mateo 18:21-22).

La oración intercesora del ofendido a favor del ofensor, perdonando la(s) ofensa(s) recibida(s), hace libre al ofendido y es una oración eficaz y sin estorbo que Dios sí la escucha. El siguiente versículo nos invita a que mientras oremos perdonemos las ofensas del otro.

25  Y cuando esté orando, perdonad, si tenéis algo contra otro, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdonen vuestras ofensas. (Marcos 11:25).

Entre el listado de personas que tienes que considerar si recibiste ofensas o daños en algún momento de tu vida, debes incluir los nombres de los políticos a quienes odias. Por ellos también hay que hacer oraciones, intercediendo a Dios por ellos, una forma de borrar pecado de rencor y tener el cielo abierto para que Dios escuche nuestras oraciones y recibamos las bendiciones de Dios a causa de nuestro nuevo corazón lleno de amor y perdón por todos, independientemente del tamaño y la gravedad de la ofensa o daño, porque también Dios dijo acerca de tus pecados graves: ” 18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.” (Isaías 1:18).

Noten cuantas enseñanzas hermosas nos dejó el Señor, que todas redundan en el amor entre unos y otros. Él nos amó primero, dándonos a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree y obedece el evangelio, no se pierda su alma sino que tenga vida eterna.

 

 

10 y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad. (Col 2:10). Que el que tiene a Cristo, lo tiene TODO. Pero retengan además esto: “El Señor va a hacer grandes y poderosos milagros en Venezuela y resto del mundo, en aquellos en quienes vivan por fe”. Sanidad de enfermedades incurables, milagros económicos, milagros de provisión, milagros de guarda y custodia, porque NADA ES IMPOSIBLE PARA DIOS.

Con los alimentos tan excesivamente caros en Venezuela y resto de la canasta familiar incluyendo la SALUD,  los venezolanos deben tomar una sabia y espiritual decisión para sobrevivir. O pagan pólizas de seguros de hospitalización y cirugía, para asegurar la salud del CUERPO, o aprovechan de comer alimentos sanos para mejorar la salud, usando además toda la rama de medicina natural que Dios puso en los alimentos, en  las semillas de los frutos, en las hojas de los árboles, en las astillas de los árboles y en las raíces de ellos.

!No podemos parar de darle gracias a Dios aún en tiempos de crisis!

Sabiendo además que todo cristiano que decide vivir por fe debe albergar esta otra poderosa promesa acerca de Jesús, que murió en una cruz para darnos vida y gozo en abundancia, curando además nuestras enfermedades.

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. (Isaías 53:4-5).

Personalmente, he tomado la decisión de no hacerme pólizas de seguros para pagar mensualmente costosas cuotas aquí en Venezuela, porque entre cuidar el cuerpo y el espíritu he escogido esto último, porque es donde hay vida en Cristo Jesús. Porque una vez que morimos lo que muere es el CUERPO pero no el alma que tiene vida eterna en el gozo de la presencia de Dios, o tiene muerte eterna si en vida no cuidó que su espíritu y alma resucitarán de entre los muertos a causa del pecado, porque la paga del pecado es muerte eterna.

Tener a Cristo es tener vida en abundancia sirviéndole aquí en la tierra, y luego tener vida eterna que no se extingue, viviendo en el gozo de las bendiciones que Dios ha preparado para los que le aman por medio de Cristo.

Doy testimonio que recientemente me extrajeron un quiste entre el hueso del cráneo y el cuero cabelludo y Dios buscó a una cirujano de buen corazón en Caracas y puso en ella el querer como el hacer, en que prácticamente me operó de gratis y además me proveyó los calmantes y los antibióticos por los días que necesitaba el tratamiento. Doy la honra y la gloria a Dios y le ruego que levante en fe a esa cirujano, Señor. Hazla un instrumento tuyo.

!Jamás pensemos que el poder de Dios es limitativo!

Es hora de vivir por fe, reteniendo las promesas de nuestro Señor y no conforme a las costumbres de salvación de los hombres, que incluyen costosas pólizas de seguros para la vida del cuerpo.

Aprendamos esto: Hay gente preocupada por garantizar la vida del cuerpo, y deben saber que muchos tienen vida en el cuerpo pero son “muertos espirituales” que caminan, comen, viajan, bailan y hacen negocios lucrativos involucrándose en el pecado todo el tiempo” porque todavía no han albergado a Cristo en sus corazones teniéndole como único Salvador, el que quitó nuestros pecados lavándonos en su sangre. Y por esta razón están muertos espiritualmente. Necesitan resucitar, creyendo en Aquel en quien Dios ha dado el poder de la resurrección. Toda potestad le fueron dadas por Dios a nuestro Señor tanto en los cielos como en la tierra. En él estamos completos.

El que tiene a Cristo, tiene la vida porque tendrán resurrección de vida eterna; el que no tiene a Cristo, no tiene la vida eterna.

Asegura tu espíritu y vida eterna, viviendo gratuitamente por las promesas del Señor que él conquistó en la cruz y entonces tendrás vida en abundancia y vida eterna y andarás lleno del Espíritu Santo.

Entonces serás tú, quien en el poder del Espíritu Santo andarás sanando enfermos y resucitando muertos siendo poderosa luz de Cristo aquí en la tierra.

A Dios sea todo el honor y la gloria, por los siglos de los siglos.

Es hora que los venezolanos vivan por fe, porque de aquí a poco Dios levantará un remanente de pueblo venezolano que vivió por fe y lo esparcirá por entre las naciones en crisis, para que cuenten como vencieron  viviendo por medio de la fe que nos es dada por Cristo Jesús. Esta fe es necesaria que todos la cultivemos, porque sin fe es imposible agradar a Dios.

Al que está sentado en el trono y al Cordero, sea la gloria, la honra, toda exaltación y reconocimiento, por los siglos de los siglos.

En el tiempo profético en que nos encontramos, para ningún cristiano que anda en el Espíritu debe ser una novedad el hecho de que tenemos que estar como las novias prudentes, con las lámparas llenas de aceite, (Mt 25:1-17).

el Espíritu Santo me mostró en visión en sueños, un llamado, invitándonos a orar, velar y además a activar el altar familiar, invitando además a vecinos para que acepten la fe de nuestro Señor y aprendan a orar. Tal vez la mayoría de quienes invitas tengan un pretexto para excusarse porque tienen cosas que hacer que ellos consideran como más importantes, pero nuestro deber es invitarles.

Vienen tiempos fuertes de persecución sobre la iglesia y desde ahora hay que ejercitar medidas espirituales que nos permitan estar en comunión constante con Dios, es decir, con las lámparas llenas de aceite como las vírgenes prudentes.

9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. (Mt 24:9).

9 Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. (Ap 6:9).

Sabemos que el Señor vendrá un día y hora que nadie sabe, pero el Espíritu sí nos revelará el tiempo más cercano a la venida del Señor y nos invitará a que permanezcamos en oración, con las lámparas llenas de aceite, es decir orando y velando, hasta que aparezca el Señor.

Pero además, debe predicársele el evangelio a todos, porque vendrá tribulación para las naciones y todo aquel que no ande en la fe de la verdad de Cristo, le costará confiar en Dios en esa época que cada vez se acerca y muchos enloquecerán y sufrirán demasiado porque no conocían la verdad caracterizada por el aumento del mal, (Mt 24:12),  persecuciones por causa de Cristo (Mt 24:9 ), enseñanzas erróneas de la verdad de Cristo que estará en los falsos profetas, (Mt 24:24), engañando si fuese posible aún a los escogidos; alto costo de los alimentos, (Ap 6:6), a causa de la escasez de los mismos y muchas de las cosas que ya han acontecido en Venezuela también sucederán en otras naciones. Este es un tiempo para aprender a vivir por fe.

Amados: Es tiempo de tocar las puertas de las viviendas de nuestros vecinos  y hablarles de Cristo, antes que las cosas venideras nos impidan hacerlo o se adelanten los falsos profetas y les engañen. Recordemos que somos la luz y la sal y si no lo hacemos nosotros, ¿Quién lo va a hacer? ¿Qué vamos a responderle al Señor cuando revise nuestros frutos?

Oración intercesora:

Padre, te pedimos que pongas el querer como el hacer en tu iglesia, en cada uno de tus hijos, para que sin excepción vayamos todos a dar las buenas nuevas de la salvación, en que Cristo viene a salvarnos de la ira venidera que sucederá en la tierra y que por su gracia somos salvos. Que muchos inviten a sus vecinos a orar en sus casas y aprendan como hacerlo, porque serán herramientas poderosas para estar en comunión y comunicación con Usted, Señor, en ese tiempo venidero que cada vez se acerca y que necesario es que todos anden en la verdad de la gracia y la misericordia que Usted nos da y de su amor y salvación. Amén.

RANDOM POSTS

0 392
Las declaraciones sorprendentes de Mons. Juan Vicente Córdoba han causado malestar e inestabilidad en la comunidad cristiana católica. Este hecho,  ha levantado duras críticas....