Martes, Octubre 23, 2018
Arrebatamiento

Tiempo atrás, recuerdo haber recibido de una hermana mía biológica un “velón” que se lo dieron en la iglesia católica para que lo guardara como lo único que alumbraría en el venidero tiempo de oscuridad. Ellos saben que viene la oscuridad pero por no andar en la verdad muchos no se están preparando para ser rescatados por Cristo antes que se inicie la ira de Dios sobre la tierra y consecuente inicio del fin del mundo. Así dijo Jesús: “56 ¡¡ Hipócritas!! Sabéis distinguir el aspecto del cielo y de la tierra; ¿y cómo no distinguís este tiempo? (Lucas 12:56). Refiriéndose al tiempo de la venida de Cristo. Y esta es la instrucción para prepararnos y aguardar por su venida a los que han creído en su gracia de salvación: “36 VELAD, pues, en todo tiempo ORANDO que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.” (Lucas 21:36).

La oscuridad  que ocurrirá en la tierra antes de la aparición del Hijo del Hombre en las nubes acompañado de sus ángeles y toda su gloria, como está escrito: 29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor” (Mt 24:29, sucederá este oscurecimiento después de la tribulación a causa del gran terremoto y los consecuentes tsunamis.

“No hará nada el Señor, sin que antes lo anuncie a sus profetas” para que todos tengan oportunidad de saberlo, de venir al Hijo y recibir la salvación por medio de su gracia.

Esta misma oscuridad está descrita en el Apocalipsis: “12 Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio…” (Ap 6:12). Esta oscuridad no sucederá a causa del terremoto. Dios va a oscurecer la tierra quedando todo oscuro como tela de cilicio por un tiempo de días u horas que sólo Dios conoce, pues, sabemos que todos los astros y las estrellas le obedecen. “15 Él envía su palabra a la tierra; velozmente corre su palabra.” (Sal 147:15).

Los días antes de la venida del Señor con sus ángeles en las nubes para el fenómeno del rapto o arrebatamiento de su iglesia que ha CREÍDO en su gracia, sintiéndose justificado y santificado por medio de la fe en el poder de su sangre derramada, los que velan y oran estarán en pie delante del Hijo del Hombre para escapar de las cosas que sobrevendrán a continuación. 

Congregarse para crecer en la fe:  Velar y orar en su casa de manera solitaria es bueno, pero también debe asistir a una iglesia para aprender guiados por un pastor, al lado de otros hermanos con quienes puedan cumplir responsabilidades de servir a Dios.

La oscuridad en la tierra después del gran terremoto (Ap 6:12) y los bramidos del mar a causa de los tsunamis (Lucas 21:25-26):

Y a continuación de la oscuridad venidera, se cumplirá  “EL DÍA Y LA HORA” en que aparecerá la señal del Hijo del Hombre en las nubes, a quien todo ojo humano le verá.

34 Os digo que en aquella noche estarán dos en una cama; el uno será tomado, y el otro será dejado. (Lucas 17:34).

También puedes leer:   PREPARARNOS PARA LA VENIDA DE CRISTO REQUIERE VELAR Y ORAR

35 Velad, pues, porque no sabéis cuándo vendrá el Señor de la casa; si al anochecer, o a la medianoche, o al canto del gallo, o a la mañana;

36 para que cuando venga de repente, no os halle durmiendo.

37 Y lo que a vosotros digo, a todos lo digo: Velad. (Marcos 13:35-37).

Dormirse, espiritualmente hablando, es disminuir la oración como canal de comunicación diario con Dios o descuidarse en no andar en la obediencia de la palabra de Dios. Dormirse es desconectarse de andar en el espíritu y retroceder hacia los deleites o lo pecaminoso del mundo. Hay que tener claro que en aquellos días de tribulación es cuando más hay que estar clamando a Dios en continua comunicación por medio de la oración, como las vírgenes prudentes de Mateo capítulo 25.

 

 

El que nuestro Señor Jesucristo tenga un plan para los que le aman y se han apartado para Él dejando las cosas del mundo, nos debe alegrar mucho que nos llevará antes que la ira de Dios se desate sobre la tierra y sus moradores desobedientes, pero tú estás a tiempo ¡Acepta a Jesucristo como tu único Señor y Salvador, lee el evangelio para que guardes las cosas que están escritas y gózate de venir a Cristo, porque no vino a condenar sino para que el mundo de pecado sea salvo por medio de Él.

El anterior anuncio es para que todos sepamos que existe la posibilidad de que entre dos cristianos, uno sea escogido y el otro dejado nos debe poner en sobre aviso para que no nos descuidemos en velar y orar.

34 Os digo que en aquella noche estarán dos en una cama; el uno será tomado, y el otro será dejado.

35 Dos mujeres estarán moliendo juntas; la una será tomada, y la otra dejada.

36 Dos estarán en el campo; el uno será tomado, y el otro dejado. (Lucas 17:34-36).

Pero si tomamos en cuenta la obediencia al Señor, este porcentaje de los que se van con el Señor aquel día debería aumentar si cada uno crece en la santidad. Tampoco olvidemos que “la puerta es estrecha”, debido a que el gozo y majestuosidad del reino escapa a toda imaginación humana, por lo tanto debemos esperar la venida de Cristo con gozo, pero además siendo vigilantes de la santidad, sin la cual nadie verá a Dios.

11 …; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía.  (Apocalipsis 22:11).

Y este “todavía” nos da una idea de la perseverancia que hay que tener en retener todas las cosas que nos enseñó el Señor. Que los salvos por la fe en la GRACIA, deben todavía mejorar su santidad, no deben dormirse, sino andar en oraciones y apartarse de toda clase de mal.  Te invito a leer:  MENSAJE QUE EL SEÑOR ENVÍA A SU IGLESIA SOMNOLIENTA, NEGLIGENTE Y PEREZOSA DE CUMPLIR LA GRAN COMISIÓN

 Huir del pecado:

30 Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que  todo tu cuerpo sea echado al infierno. (Mateo 5:30).

Lo anterior incluye cuidar lo que ven nuestros ojos. El sentir comodidad al ver imágenes de la TV que son contrarias a la santidad, de todo esto hay que apartarse.

No participar de murmuraciones ni críticas, antes bien sustituirlas por ORACIONES y ALABANZAS a Dios:

37 Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. (Mateo 12:37).

Puedes leer: El 50% de vírgenes prudentes y el 50% de vírgenes sensatas, titulado como PARÁBOLA DE LAS DIEZ VÍRGENES, como también leer EL JUICIO A LAS NACIONES.

 

Haga esta oración confesando con su boca a nuestro Señor Jesucristo, reteniendo en su corazón la gracia de nuestro Señor: “SEÑOR JESUCRISTO, YO TE RECIBO COMO MI ÚNICO SEÑOR Y SALVADOR. PERDONA TODOS MIS PECADOS. TE ABRO MI CORAZÓN PARA QUE ENTRES Y TRANSFORMES MI VIDA CONFORME A TU VOLUNTAD. GRACIAS MI SEÑOR, POR HABER DERRAMADO TU SANGRE PARA EL PERDÓN DE MIS PECADOS Y DARME LA VIDA ETERNA. AMÉN.”

29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. (Mateo 24:29).

“La tribulación de aquellos días” será a causa de que las potencias de los cielos serán conmovidas, que consiste en que muchos meteoritos van a caer sobre la tierra y los mares. (Ap 6:13).

“El sol se oscurecerá” debido a que Dios así lo ha destinado y sabemos que Dios tiene el control de todas las cosas incluyendo los astros de su creación.

Futura amenaza de tsunamis en la tierra: A causa del gran terremoto de Apocalipsis 6:12, las aguas de los mares serán derramadas a lo largo de las costas, produciendo las olas un ruido que la biblia los llama los bramidos del mar.  Esta tribulación será antes de la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Lucas capítulo 21:

25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;

26 Desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las coas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas. (Lucas 21:25-26).

La aparición del Señor en las nubes para el fenómeno glorioso del Rapto o Arrebatamiento de la iglesia cuya gracia todos deberíamos alcanzar:

Mateo capítulo 24:

30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.

31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro. (Mateo 24:30-31).

Lucas capítulo 21:

27 Entonces verán al Hijo del Hombre que vendrá en una nube con poder y gran gloria.

28 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca. (Lucas 21:27-28).

 

 

Todas las cosas van a ser fundidas por el fuego. 10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. (2 Pedro 3:10).

El día que el Señor Jesucristo se aparezca en las nubes acompañado de sus ángeles que sonarán la trompeta, para iniciar el ascenso que nos pondrá frente al Señor en las nubes, evento denominado el rapto o arrebatamiento, antes que se inicie la ira de Dios, en esos momentos van a ocurrir dos situaciones y espero que usted comience a practicar lo correcto para estar dentro de la primera opción. Para estar en pie delante del Hijo del Hombre.

  1. Los que pusieron su primer amor sobre Cristo, es decir, los que le amaron por encima de todas las cosas, al verlo, saltarán de alegría. Ellos estarán seguros que se van con el Señor en esos momentos.
  1. Están los que compartieron al Señor con las cosas del mundo, incluyendo el amor a las riquezas y nunca el Señor pasó a ser lo primero en sus vidas. Estos no sentirán lo mismo, sino una terrible expectación de saber si el Señor ese día se los lleva a no. Porque escrito está: “No podéis servir a Dios y a las riquezas” (Mt 6:24). Usted tiene que revisar su relación con el Señor y además de tenerle como su salvador personal, tener una amistad y comunicación con él por medio de las oraciones y principalmente por la obediencia a su palabra. Si usted no obedece su palabra, aunque haga oraciones y diga que le ama, el Señor dice que quienes le aman son los que obedecen su palabra.

Sea nuestro Señor el primer amor, pese a cualquier tribulación de las tantas que nos tocará manejar antes que aparezca el Señor en las nubes para el rapto o arrebatamiento.  Noten que por encima de las obras que nos manda hacer, igual él debe estar siempre como lo primero.

3 Y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.

4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. (Ap 2:3-5).

Pero además, ese día que suene la trompeta, en esos minutos no pongas tu corazón en las cosas que se van a quedar.

¿Un reloj costoso, anillos o pulseras?

¿Una casa lindamente amoblada?

¿El carro que acababas de comprar?

¿Tú cónyuge?

¿Un hijo o hija?

¿La empresa que tienes?

Resultado de imagen para imagen de joyas de oro

Y si crees que algo te puede saltar al pensamiento en esos momentos y específicamente “joyas y otras reliquias de valor”, vende antes ese bien y dalo a los necesitados: Haz bolsas de comidas y dala a los hambrientos. Recordemos que viene una época de hambruna en la tierra. “Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario” (Ap 6:6).

Y que para esperar en paz a Cristo debemos estar atentos de cumplir su palabra, de vivir por fe por medio de sus promesas. Sabiendo que “los justos estarán saciados en los días de hambre” (Sal 37:19), entonces de lo que Dios nos dé a nosotros debemos compartir el pan o las demás cosas que tengamos con los necesitados. 35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; 36 Estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.” (Mt 25:35-36).

Haciendo buenas obras y viviendo “sin Cristo”, no sirve

Si hacemos buenas obras y no tenemos a Cristo igual no somos salvos, porque por encima de todas las cosas debemos tener a Cristo, quien nos presenta ante al Padre. “Nadie viene al Padre, sino por mí” (Jn 14:6).

Él debe ser nuestro primer amor, por encima de las demás cosas. Y después del primer amor a Dios, entonces de segundo amar al prójimo.

No dice Dios que amemos a las cosas, al dinero y toda la vanidad del mundo, porque éstas lo que hacen es apartarte de Dios. Te hacen idólatra, y ningún idólatra entrará al reino de los cielos.

También puedes leer:   

SI TODAVÍA NO ESTÁS EN CRISTO ES DE VIDA O MUERTE QUE LEAS ESTO Y LO COMPARTAS

No habrá ningún lugar en la tierra para refugiarse en el corto plazo. Todos deben prepararse para la venida de Cristo, arrepintiéndose y convirtiéndose para ser sacados de la tierra en el fenómeno glorioso del arrebatamiento, antes que arranque la ira de Dios sobre las naciones.
No interesarte este tema te puede significar el dolor y devastación más profundo de tu vida y la de tu familia, en medio de una gran tribulación, la cual no la ha habido jamás desde la fundación del mundo, ni la habrá.
Lo que está ocurriendo en Venezuela, viene para todo el mundo y será el comienzo de la tribulación para todas las naciones del mundo. Escucha el vídeo.

Es importante que los colombianos y personas de todas las naciones escuchen este testimonio que está al final. Pero además para que salgan a evangelizar sin detenimiento, para ganar más almas que se salven, ya que muchos ignoran lo que viene para los moradores de la tierra. Los inconversos ni siquiera saben lo que significa la venida de Cristo en las nubes para el fenómeno del arrebatamiento. Nosotros tenemos que anunciárselo incansablemente.

¡Es necesario que la gente despierte del sueño de muerte eterna en que está!

Antes de la venida del Señor en las nubes, para el arrebatamiento de su iglesia, que significa poner a salvo a los que le esperan y velan, antes de esto sucederán las cosas que dice el pastor en el audio.

Será una tribulación que incluirá hambruna, alto costo de la vida por causa del poco suministro mundial de alimentos y agua.  Mortandad con espada, con hambre. (Apocalipsis 6:6,8). Estas cosas van a suceder en un período corto de 7 años al final de los cuales ocurre el fin del mundo.

También habrá pestes, hambruna y terremotos por todas partes.

 7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. (Mateo 24:7).

Cuando arranque la gran tribulación será el gobierno de Satanás en la tierra y no habrá nación en el mundo que escape a su destrucción, excepto los que se alíen con él y se dejen marcar con su marca o adoren su imagen o cualquiera de sus símbolos, pero pierden su vida eterna. Como está escrito:

11 Y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. (Apocalipsis 14:11).

Prepárate para la venida de Cristo. Asiste con tu familia a una congregación cristiana donde la enseñanza del evangelio sea lo principal, por cuanto escrito está acerca de la gran comisión que dejó nuestro Señor, en que guardemos todas las cosas que enseñó el Señor: 20 Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amen.” (Mt 28:20”.

Aguardando el día y la hora en que ocurra el chispazo en los cielos, como relámpago que se extiende de oriente hasta el occidente y en medio de esto aparezca la señal del Hijo del Hombre en las nubes con sus ángeles, y minutos después comencemos a ascender, siendo transformados con cuerpos gloriosos los que están cuidando una vestidura sin mancha y sin arruga.

¡NO SE QUEDE PARA LA GRAN TRIBULACIÓN! Porque esta será peor que la tribulación que el pastor está contando que ocurrirá en la tierra antes que venga el Señor.

Testimonio de la tribulación que viene sobre Colombia y las demás naciones.

 

 

 

Nosotros los hijos del Altísimo, hechos así por medio de Cristo, debemos estar atentos en orar y velar siempre, para que no nos tome por sorpresa el arrebatamiento, pero andando siempre en la paz del Señor. De ninguna manera debemos estar en temor.

El Señor ha venido hablando reiteradamente a través de sus profetas y nuevas vasijas de barro que él viene usando, respecto de un asteroide que caerá en el mar con los destrozos y tsunamis que ya todos debemos conocer.

Por los tamaños que poseen cada uno de ellos,  es suficiente para crear un caos en la tierra.

En visión en sueño el Señor me mostró que después de estos acontecimiento viene el arrebato. El Señor es soberano y puede asimismo decidir hacerlo minutos antes que caiga este asteroide. Estamos en sus santas manos.

Sabemos que el Señor nos guardará en todo momento por lo cual no debemos temer.

El asteroide 2015YQ1 es el más brillante de todos y podría verse fácilmente si pasa fuera de la luz del día.

Expertos explican que cuatro asteroides pasarán muy cerca de nuestro planeta Tierra el 21 de diciembre del 2016.

El más cercano llamado 2006 LH, tiene un tamaño cercano al de una ballena azul con una velocidad relativa de 9,4 km/s.

El más grande se llama 2006 XD2, con una velocidad relativa de 13,6 km/s y los otros serán 2010XN con una velocidad de relativa de  11,7 km/s y 2015YQ1 con una velocidad relativa de 12 km/s.

Aunque cada mes decenas de asteroides pasan muy cerca de la Tierra, es muy inusual que este suceso ocurra el mismo día, por lo que es bastante extraño.

NeoShield publicó tres de los asteroides; sin embargo, se detectó un cuarto cuerpo celeste.

Si estos asteroides llegarán a golpear nuestro planeta, causarían bastante daño; pero los expertos señalan que las probabilidades de que esto pase, son muy pocas.

Joseph Nuth, científico de la NASA habló durante la conferencia de la Unión Geofísica Americana que es cuestión de tiempo para que un asteroide pueda llegar a la Tierra y   que no estamos preparados para que algo así ocurra, advirtiendo que la amenaza siempre está presente.

 

Puedes leer :  Tierra: Cuatro asteroides pasarán muy cerca de nuestro planeta
También puedes leer:  Científico advierte: La tierra puede ser destruida por un asteroide en cualquier momento.

 

0 911

El arrebatamiento de la iglesia de Cristo incluirá muchos eventos, entre los cuales está el que el Señor se llevará a los niños inocentes así provengan de hogares inconversos, más aún si han sido criados en el temor de Dios en hogares cristianos.

Jesús dijo que el reino de los cielos era de los niños (Mt 19:14), por lo cual uno de los hechos más trascendentales cuando el Señor aparezca con sus ángeles en las nubes, será que los hogares donde estén criando bebés y no se prepararon para irse con el Señor, aquel día será de lloro y lamento cuando vean que en un abrir y cerrar de ojos los pequeños también vuelan hacia arriba con cuerpos glorificados por el poder de Dios. También las mujeres que estén encintas sus estómagos se desinflarán y los bebes son tomados para ser salvos de la gran tribulación.

“19 Mas ¡Ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días!” (Mt 24:19), porque la peor tribulación estará constituida por la desaparición de los bebés en todas partes del mundo.

Porque el Señor no los dejará para las guerras, hambruna y sequía de la gran tribulación, sino que los pondrá a salvo.

Ese día el Señor no mirará credo, color ni raza. Todos los niños inocentes se irán con el Señor.

“17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.” (1 Ts 4:17).

Ada Luz Camargo de Pineda
La palabra de Dios, en la noticia

RANDOM POSTS

0 395
Nosotros sabemos que mientras las persecuciones se extiendan y se hagan más evidentes, es porque no podrán detener la avalancha de pueblos viniendo a...