Jueves, Enero 17, 2019
Mortandad y Pestilencia

“Pronto comenzarán mis juicios sobre la tierra” fue la voz de Dios que oí el día 22 de noviembre del 2016, en horas de la madrugada mientras dormía. Al final de este escrito está un vídeo donde el Señor confirma que efectivamente vienen sus juicios sobre la tierra.

Y así dice la palabra de Dios cuando habla a alguien a través de sueño. 6 Y él les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él.”  (Nm 12:6).

Al oír Su voz me desperté y comencé a clamar. ¿Cuáles juicios, Señor? Y en todo momento lo que Dios me revelaba era tocante a los Estados Unidos.

Y vino a mi palabra de Jehová, diciendo: ¿No ves acaso el camino de perdición hacia dónde camina la gente? ¿Crees que no los voy a detener y se van a arrepentir por las cosas abominables que practican, las cuales aborrezco?

Y así está escrito que ocurrirá al planeta y sus moradores por la perversión moral presente en la tierra.

         4 Se destruyó, cayó la tierra; enfermó, cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra.

        5 Y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno.

      6 Por esta causa la maldición consumió la tierra, y sus moradores fueron asolados; por esta causa fueron consumidos los habitantes de la tierra, y disminuyeron los hombres. (Isaías 24:4-6).

Y se refiere el Señor en estos momentos a la perdición moral de las naciones no solo por la libertad en la homosexualidad, el pecado sexual bajo la figura de incesto donde algunos padres tienen relaciones con hijos o relaciones sexuales con animales, sino además la manera progresiva como avanzan los abortos.

Por la despenalización de la eutanasia a niveles que hasta en alguna nación los sanos que no encuentran ningún contentamiento en vivir, pueden decidir ponerle fin a sus vidas así estén gozando de salud. En otra nación, si una madre está embarazada de gemelos, puede decidir expulsar uno y retener en su vientre al otro; es una de las peores abominaciones.

Hay además muchas cosas aborrecibles que la gente está practicando como la pornografía entre adultos y la peor de todas cuando son usados niños inocentes.

Está asimismo el hecho de muchos gobiernos débiles que están nacionalizando el consumo de marihuana, como un paso para que sus nacionales entren en el consumo de drogas peores y más destructivas, sin dejar por fuera la idolatría religiosa que consiste de tener como ídolos a imágenes que no hablan, ni caminan, ni oyen, ni hablan y desprecian al que hizo los cielos y la tierra. Por todas estas cosas y resto del pecado del mundo, Dios enviará juicios a la tierra.

Ya hemos visto terremotos destructivos en las naciones, tsunamis, inundaciones, sequías, heladas, caída de la economía y más quebrantos en las naciones. Pero viene un período de juicios que cada nación recibirá los suyos según el tipo de maldad que hacen.

¿Y por qué Estados Unidos, Señor? Y la respuesta es por su mal ejemplo al encaminar a las demás naciones por el pecado de homosexualidad y el aborto y porque si esta nación es quebrantada por Dios, las demás naciones también recibirán las consecuencias. Ella será la nación cabeza para que las otras también reciban la porción que les toca.

Resultado de imagen para imagen de asteroides y meteoritos

A través de sus profetas, el Señor también ha hablado de la caída de un asteroide sobre un océano, que producirá un fuerte terremoto y varios tsunamis devastadores que generarán mortandad, destrucción y pestilencia en muchas naciones y muy duramente en los Estados Unidos.

VENEZUELA:

Nuevamente el Señor me inquietó seguidamente acerca de las ciudades costeras de La Guaira y Maiquetía en Venezuela, las cuales, al ocurrir el tsunami quedarán sepultadas por el agua.  Estas aduanas son centros de corrupción del gobierno de MADURO.

Dios ha avisado por sus profetas para que sus hijos que están en la Costa Este de los Estados Unidos se muden a otros lugares, porque está preanunciada la caída de un asteroide en un océano, con devastadoras consecuencias sobre muchas naciones. En todas estas naciones habrá quebranto, ninguna escapará porque el asteroide en algunas naciones generará incendios, en otras el terremoto será muy fuerte, y en otras el agua del mar al recibir en su seno al bólido convertido en fuego que derrite hasta al acero, generará unas olas altísimas de miles y miles de metros de altura que velozmente vendrán a las naciones costeras con intérvalos de tiempo de horas de diferencias, dependiendo del tamaño y peso del asteroide y la profundidad del mar adonde caiga.

No habrá tranquilidad en aquellas horas sino angustias de las gentes ante los bramidos del mar (Lucas 21:25), por el veloz recorrido con fuerza devastadora que traerán las olas.

Como siempre Dios guardará a sus hijos que caminan en obediencia y santidad.

Otras confirmaciones a quienes Dios les está hablando lo mismo:

 

 

La muerte de la cuarta parte de los habitantes de la tierra que está profetizada que ocurra en el tiempo del fin el cual se acerca, nos pone en alerta, sabiendo que se está gestando el tiempo en que esto ocurra y lamentablemente algún líder de nación con tenencia de bombas nucleares, saciará su apetito de matar a miles de millones con estos instrumentos de muertes masivas.

La profecía dice así:

8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fierras de la tierra.” (Ap 6:8).

Lamentablemente este número de muertes de la cuarta parte de los habitantes de la tierra no lo lograrán ni el hambre ni otros factores, sino especialmente por el estallido de una bomba nuclear.

15

Si la bomba de Hiroshima mató instantáneamente 100.000 personas dejando terribles secuelas en la población, muchas bombas atómicas con mayor poder exterminarán la cuarta parte de los habitantes de la tierra como inicio de los juicios de Dios sobre la tierra por causa del pecado.

Es hora de venir a Cristo quien borra todos nuestros pecados y nos da vida después de la muerte.

40 Y esta es la voluntad del que me a enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.” (Jn 6:40).

16

Ahora pues, sepamos que para los que están en Cristo y temen a Dios, tenemos a un Dios Fiel a su palabra que nos ha dado estas promesas que debemos creerlas en todo momento, sabiendo que Dios ha avisado por sus profetas que a muchos de sus hijos mandará a dormir (morir) y seguramente es para protegernos, para que no muramos con el dolor y desesperación que traerán esas guerras. Para aquellos cristianos que les toque vivir de cerca estos terribles acontecimientos, no pueden olvidar las promesas de Dios:

7 Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; más a ti no llegará. 8 Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos. 9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación.” (Salmos 91:7-9).

 

Y tú: ¿Ya aceptaste a Jesucristo como tu único Salvador? Haz la oración de fe que los venezolanos están haciendo.  

17

Si deseas saber mayores detalles de la noticia, puedes leer: La “pesadilla nuclear” que le espera a Obama en Asia
También puedes leer:
‘Abejorro’, el lanzallamas ruso que convierte los objetivos en “bolas de fuego” (VIDEO)  https://actualidad.rt.com/actualidad/208067-video-lanzallamas-ruso-abejorro-objetivo-bola-fuego

RANDOM POSTS