Lunes, Abril 24, 2017
Testimonios y Milagros

0 73

Primeramente la humilde mujer cristiana, le preguntó a Dios hasta cuando debía ella continuar viviendo en esas condiciones en una casa con piso de barro. Al final está el sorprendente vídeo.

Ella testifica que oró al Señor y él le dijo que entregara en donación a la iglesia lo más preciado que tenía que era esa humilde casa. Hay que tener cuidado que sea Dios quien nos envía a entregar algo, lo cual hay que obedecer. Alguien que conozco experimentó una demanda de parte de Dios en donar un local comercial, el más bonito y el de más valor comercial para que funcione allí una iglesia y enseguida la persona obedeció a Dios. En cambio, congregaciones que tienen por costumbre pedir donaciones grandes para que las ovejas se sientan salvas o que van a ser bendecidas por causa del evangelio de la prosperidad, como lo hacen los Pare de Sufrir, esa manipulación no procede de Dios.

Sorprendido el pastor que estaba en una tarima, no quería recibir la casa de manos de la humilde mujer tratando de proteger el único techo que tenía la mujer para sus hijos, pero ella insistió porque era una orden de Dios que debía cumplir. Ella estaba dispuesta a pasar la noche fuera de la casa durmiendo debajo de un puente con mucha inseguridad. Tremenda fe.

Ejecutando ella el acto de obediencia a Dios, al instante ya el Señor había preparado la respuesta  entregándole su casa, dándole la orden a un hombre muy rico, quien desciende corriendo hasta llegar a la tarima donde estaba el pastor,  para contar lo que Dios le había hablado.
Al obedecer a Dios aquel hombre y entregar la mejor casa que tenía en ventas de un conjunto residencial, fue liberado de los demonios al haber hecho múltiples pactos con el diablo para ser exitoso con el dinero.
El poder de Dios se activa por nuestra fe y la obediencia:

 Esa humilde hermana creyente en el Señor, por ser obediente y tener fe, Dios obró con poder, hablándole a aquel hombre rico que no era creyente, quien al oír la voz de Dios que le habló y correr a hacer la voluntad de Dios, quedó liberado de los demonios que le tenían atado y se rompieron los pactos que había hecho con el diablo para crecer en las riquezas.

Verdaderamente Dios hace maravillas que nos dejan perplejos.

MUCHAS COSAS PARA IMITAR DE ESTE TESTIMONIO:

  1. La humilde mujer se dirigió a nuestro Padre quien posé todo el poder para actuar a favor de quién le ´pide en fe y con determinación. Él es quien pone el querer como el hacer y nadie resiste una instrucción de Dios.  Por todo esto es que él nos manda a confiar en él y no en el hombre.
  2. Ella pidió a Dios y creyó. Es probable que en ella estuvo la promesa de Juan 15:7, por ser obediente.
  3. Dios no obtuvo el bien de manos de un rico cristiano dadivoso, sino que extrajo el bien de las riquezas que tenía aquel hombre rico e inconverso.  Dios hace como quiere.
  4. La voz de Dios oída por el hombre rico, le hizo brincar, se caía, lloraba, hablaba en lenguas y recibe liberación de los demonios que le tenían atado.
  5. ¡Cosas demasiado grandes hace Dios!

 

En el caso de Venezuela, por no tener las familias con qué pagar sus pólizas de seguros por el encarecimiento de las primas, y a la vez por falta de ingresos a causa del desempleo, quedando las familias a expensas de hospitales desabastecidos y sin medicinas, escribo desde Venezuela y para los venezolanos que estamos pasando por este desierto en el que muchos saldremos favorecidos espiritualmente, acercándonos más a Cristo nuestro inminente Médico Sanador.

El Espíritu Santo puso en mí una solicitud de escribir acerca de tantas carencias por las que está atravesando el pueblo venezolano y muchas naciones del mundo, para dar estas buenas nuevas de nuestro Señor Jesucristo haciendo milagros como nunca antes.

Se han encarecido tanto las pólizas de seguros de hospitalización y cirugía en Venezuela y todos los bienes y servicios en general, que sumado a la merma de ingresos en las familias por el creciente desempleo, por causa de la no producción o falta de inventarios en las empresas que cierran sus operaciones, lo cual tiene a los hogares venezolanos con asolamiento de espíritu (temporal), sobre todo para los que aún no conocen que tienen a un Dios Todopoderoso que es clemente y misericordioso, el único amparo y fortaleza; nuestro pronto auxilio en estas y cualquier otra tribulación en aquellos que aún no conocen a Dios y sufren los rigores de las inclemencias que azotan al país, a éstos se les hace más difícil manejarse dentro de estas aflicciones. Pero el que conoce las promesas de Dios las cree y espera confiado, ¡ellos verán la gloria de Dios obrando en sus vidas!

“Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores;…”

Isaías 53:4

“Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias;

el que rescata del hoyo tu vida,…”

Salmos 103:3-4

Envía tu testimonio de sanidad desde ahora, para ser publicado, escribiendo a:

diosenlanoticia@gmail.com

Colocando en el asunto:       “MI TESTIMONIO PARA SER PUBLICADO.

(Y nombre del testificante o persona favorecida por el milagro)”.

Coloca también el lugar donde ocurre el milagro. Y dale la honra y la gloria a Dios.

RANDOM POSTS

0 140
La gran mayoría de los padres de familia están pendientes de los afanes de este mundo para llevar el sustento al hogar, pero se...